Inicio Estado de México Yeguas que sufrían maltrato y fueron rescatadas por policía de Ecatepec

Yeguas que sufrían maltrato y fueron rescatadas por policía de Ecatepec

244
0
  • El comité Pro Animal A.C. obtuvo su custodia ya  que eran maltratadas por sus dueños.

Ecatepec, Edoméx.-“Ramona” y “La Güera” son dos yeguas  presentaban múltiples lesiones, fueron rescatadas por separado el pasado mes de marzo  por policías municipales que  atendieron denuncias ciudadanas, ya que sufrían maltrato extremo y eran utilizados para jalar carretas cargadas con basura.

 “Son otras”, aseguró Mara Montero, representante del Comité Pro Animal A. C., asociación a la que el Ministerio Público otorgó el resguardo de las yeguas, que el pasado 19 de agosto fueron trasladadas a un santuario para equinos ubicado en el municipio de Ocoyoacac, Estado de México.

El alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis Contreras, instruyó a la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito municipal atender denuncias ciudadanas sobre maltrato animal y apoyar el rescate de los animales afectados, como fue el caso de las yeguas.

Cerca de cinco meses fueron necesarios para que los equinos se rehabilitaran de una vida de maltrato por parte de sus dueños, dedicados a la colecta de basura en calles de Ecatepec.

Mara Montero,  reconoció que gracias a los cuidados médicos y atenciones del personal de la policía, fue posible que las yeguas se recuperaran de las graves lesiones que presentaban  en tan poco tiempo, ya que cuando fueron rescatadas se encontraban con desnutrición severa.

“Felizmente vamos a poder colaborar para darle un nuevo destino a dos yeguas que la Policía Montada rescató de casos extremos de maltrato por parte de recolectores de basura y que vamos a trasladar a un santuario donde van a poder pasar en tranquilidad sus últimos días”, dijo.

“Ramona”, de más de 25 años de edad, fue rescatada el pasado 3 de marzo en la colonia El Progreso de Guadalupe Victoria, luego de que colonos denunciaron que la yegua era golpeada por su propietario.

Y el 31 de marzo, policías municipales rescataron a “La Güera”, de entre 15 y 20 años de edad, que fue golpeada hasta perder el conocimiento por su dueño, en la colonia San Francisco Xalostoc.

Indicó que por su edad y el maltrato del que fueron víctimas, ambas yeguas ya no son aptas para realizar ningún tipo de trabajo, por lo que se les considera animales de compañía, “Así como hay personas que adoptan a un perro o gato, también hay gente que adopta equinos sin otra intención más que tenerlos en reposo y darles una vida digna”, expresó.

Mara Montero consideró que el uso de animales en las labores de recolección de basura ha ido a la baja, aunque sigue siendo una práctica tolerada porque representa el sustento económico de varias familias, pues la tracción animal en asfalto está prohibida por el Código para la Biodiversidad del Estado de México.

A decir de Luis Enrique Islas Juárez, coordinador de Proximidad Social de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito de Ecatepec, fue por el apoyo e instrucciones del alcalde Fernando Vilchis Contreras que las yeguas recibieron toda la atención por parte del personal de las caballerizas municipales.

Consideró que permitir el maltrato a un animal habla de una sociedad en mal estado; “por ello, cuando nos reportan estos casos tenemos que atenderlos de manera integral, aunque lo ideal sería prevenir. Cuantas más denuncias tengamos las vamos a atender y lo seguiremos haciendo”, dijo.

A pesar de que no se tiene una estadística precisa sobre el número de animales que son sometidos al tiro de carretas con basura o desechos en calles del Estado de México, esta práctica persiste en los municipios de Tultitlán, Coacalco, Los Reyes La Paz, Ixtapaluca y en algunas zonas muy focalizadas de Ecatepec.

“Ramona” y “La Güera” están ya en el santuario para equinos de Ocoyoacac, donde disfrutan de alimento, tranquilidad y amplios espacios al aire libre, lejos de la vida de maltrato que sufrieron.

En instalaciones de la Policía Montada de Ecatepec todavía permanece “La Pecas”, otra yegua rescatada del maltrato en este municipio y cuyo traslado al mismo santuario está en proceso.