Ciudad de México.- Rechazando categóricamente las persecuciones, castigos y censura a los movimientos y expresiones que defienden las libertades alcanzadas por los habitantes de la Ciudad de México, la diputada Polimnia Romana Sierra Bárcena, a nombre del Partido de la Revolución Democrática (PRD), presentó la postura de su fracción parlamentaria, en el marco de la conmemoración del movimiento estudiantil de 1968.

Durante la Sesión Solemne que rememoró a las víctimas del 2 de Octubre en Tlatelolco, la legisladora hizo un llamado a fortalecer la división de poderes y el Congreso Local, ya que, indicó, se debe evitar a toda costa el regreso del exacerbado presidencialismo que ejercieron los regímenes autoritarios del pasado.

“Repudiamos la represión de las ideas disidentes en cualquier forma que se intente y afírmanos categóricamente que no permitiremos ni persecuciones, ni castigos, ni censura, y defenderemos cualquier movimiento o expresión que defienda a las libertades alcanzadas por los habitantes de la Ciudad de México”, aseveró.

Desde la tribuna de Donceles y con un discurso muy emotivo, que recordó la historia que su padre, José Luis Sierra Ortega, vivió en aquella fecha trágica, la perredista describió que México -en esos momentos- padecía un régimen de mano dura, que no escuchaba los reclamos sociales y que descalificaba cualquier expresión o manifestación en su contra. “El Estado pretendía disolver a toda costa el movimiento estudiantil que se había generado en su contra”.

Con la voz entrecortada y en presencia de su padre, Polimnia Romana relató que el 2 de Octubre de 1968, durante un mitin estudiantil, aparecieron en el cielo bengalas verdes, las cuales dieron señal para que los francotiradores abrieran fuego contra los manifestantes.

“Bajo el balcón del 3er piso del edificio Chihuahua escuchó a los oradores, después un helicóptero, gritos, tiros, empezó a llover. Tavo recibió uno de esos tiros en la pierna, fue afortunado al ser llevado a una ambulancia, mientras que su hermano Enrique corrió detrás de ella”, detalló.

Remarcó, desde la misma tribuna donde Díaz Ordaz presentó su 5to Informe de Gobierno (1969), -y asumió públicamente las vejaciones ocurridas durante su administración-, que hubo un discurso aplaudido con vehemencia en aquella fecha, donde los representantes de la clase política se notaban en sumisión al poder ejecutivo. “Que tampoco se olvide que: No puede existir un régimen autoritario sin aplaudidores”.

Sierra Bárcena, explicó que esta fecha se recuerda para que las nuevas generaciones entiendan el alto precio que otros tuvieron que pagar por las libertades que hoy pueden gozar en sus redes sociales, “porque el objetivo que llevo a exponer sus vidas y ser masacrados a aquellos estudiantes, señalados como -alborotadores y agitadores-, era la construcción de una sociedad mejor”.

Finalmente, la diputada por Álvaro Obregón desde la tribuna expresó que este movimiento del 68 y sus similares posteriores sembraron una semilla de libertad, “que germinó en la conciencia y la convicción de ser sujetos de la historia, para la construcción de un sistema económico, político, social y democrático justo”.

Artículo anteriorRevive la UNAM a Tenochtitlan para recorrerla con tecnología digital
Artículo siguienteInician trabajos de rehabilitación y mantenimiento del Parque Estatal Sierra Morelos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here