Esta exposición busca acercar a los visitantes al conocimiento de la evolución tecnológica de los reproductores de sonido y específicamente de la radio en México, así como del impacto que tiene la tecnología en nuestras vidas, donde es indiscutible que gracias a diversas mentes brillantes han dejado huella en la historia. 
  • Los aparatos forman parte de la colección privada del ingeniero Roberto Flores Gutiérrez (1938-2010), y algunos aún reproducen los sonidos y discos de acetato.

Tultepec, México.- Como parte de las celebraciones por el Bicentenario de la fundación de Tultepec como municipio y 100 años de la radio en México, el alcalde inauguró la exposición temporal Sonidos y Ecos del Pasado, Un siglo de la Radio en México. 

La muestra integrada por 25 aparatos, de los cuales varios aún funcionan, permanecerá abierta al público en general de manera gratuita del 15 al 27 de febrero en la biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz, de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 horas y sábados de 9:00 a 13:00 horas. 

En esta exposición se presentan piezas que forman parte de la colección privada del ingeniero Roberto Flores Gutiérrez (1938-2010), quien a lo largo de 50 años resguardó diversos dispositivos relacionados con las telecomunicaciones, conformando una de las colecciones privadas más grandes del país. 

Tras agradecer la disponibilidad de los familiares Roberto Flores y Benjamín Hernández Flores para presentar esta exposición, el presidente municipal informó que los interesados en visitar esta muestra tecnológica de la Historia de la Radio en México, deberán registrarse previamente al 55 5892 4163, para que, cumpliendo todos los protocolos de sanidad los asistentes reciban una visita guiada en grupos de un máximo de 5 personas a la vez.  

Luego de la inauguración, Roberto Flores y Benjamín Hernández, explicaron a las autoridades durante un recorrido que “fue a finales del siglo XIX cuando se diseñaron los primeros aparatos para reproducir sonido, aunque con poca calidad como se ilustra con la Celestina Musical, del año 1870, que es la pieza más antigua de la muestra, y consistía en la reproducción de rollos de papel perforado”.  

En la exposición también se incluye el fonógrafo inventado en 1877 por Thomas Alva Edison, el cual fue el primer dispositivo más común en grabar y reproducir sonidos, el cual consistía en la reproducción de fonogramas cilíndricos de cera, lo mismo que la Amberola MCA Edison de 1903. La Gramola (electrola) de 1928, que reproduce discos a 78 revoluciones por minuto. 

De igual forma se pueden apreciar los gramófonos, de Víctor Talking Machine Azul, de 1903, el Víctor Talking Machine Flor de Tulipán, de 1904 y el Víctor Talking Machine Gris, de 1905; los cuales reproducían discos de acetato a 78 revoluciones por minuto. La grabadora de alambre Webster. Chicago Bulbos de 1945, que reproduce carretes de alambre, algunos de los cuales aún funcionan y de ello se dio una muestra en el recorrido. 

 

En la muestra se puede apreciar también una grabadora de bobina, Huaher alemana de 1960, que reproduce una cinta magnética, así como un receptor de varias bandas de bulbos Trans Oceanic de 1950, un radio receptor de mesa, Chicago Réplica de 1927, un radio de mesa con selección de funciones a través de teclas de varias bandas AM y FM, marca Phillips de 1955, entre otras. 

A lo largo de la exhibición se da cuenta del adelanto tecnológico de cada época para desarrollar reproductores de audio y de radio, así como del perfeccionamiento y de las modificaciones que se realizaban a los prototipos que también iban en función de abaratar costos para su comercialización. 

Llama la atención el avance de máquinas pesadas para reproducir y almacenar sonidos con cilindros, pasando por válvulas, hasta llegar a los almacenamientos digitales. “En el caso de la radio, fue Nikola Tesla quien la desarrolló a finales del 1800”, explicaron. 

Sin embargo, precisaron que no fue sino hasta 1921 que la radiodifusión llegó a México, aunque durante una década fue principalmente experimental. En los años 50 apareció la frecuencia modulada (FM). La colección también la integran radios que dan fe del paso tecnológico, por ejemplo, el uso de bulbos y la inclusión de la banda FM. 

Esta exposición busca acercar a los visitantes al conocimiento de la evolución tecnológica de los reproductores de sonido y específicamente de la radio en México, así como del impacto que tiene la tecnología en nuestras vidas, donde es indiscutible que gracias a diversas mentes brillantes han dejado huella en la historia. 

 

Artículo anteriorDestacan artesanos mexiquenses por su trabajo en orfebrería
Artículo siguienteEl IEEQ capacitará a jóvenes del OJQ sobre “Proceso Electoral y Ciudadanía”, para contribuir al desarrollo de la “Democracia Incluyente y Saludable”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here