Tecámac, México. – Preparados en todo momento para responder al llamado de auxilio de la población, así son los 500 soldados que integran el Batallón del Plan DN-III-E ubicado en la 37 zona militar de Santa Lucia Estado de México.

El teniente Alfredo Alfonso García Flores, integrante del octavo Batallón de Ingenieros de Combate señaló que para atender las emergencias en las que se pone en práctica el Plan DN-III-E cuentan con tres pelotones uno de seguridad, otro de búsqueda y rescate, y otro de evacuación, integrado por militares que acuden a cualquier lugar de la entidad mexiquense en apoyo de la sociedad civil que sufre por algún desastre natural.

Por su parte, la soldado de zapadores, Adelina Guadalupe Pérez Peñaloza sostuvo que cuentan con diferentes equipos especializados como el de transmisiones, vehículos pesados y maquinaria para hacer frente a cualquier situación de desastre natural, y los rudimentarios como carretillas, arañas, abate fuegos, chalecos, escalera, botas, palas, picos, diferentes tipos de cascos, machetes, así como el servicio de sanidad.

Sobre los auxilios que más brindan en la región, destacan los incendios forestales, mismos que pueden ser de cinco a seis por mes, en los municipios de Zumpango, Tecámac y Tizayuca en el estado de Hidalgo, y aclararon que estos son desastres que casi siempre se presentan al ser provocados por el hombre; situaciones muy distintas a las inundaciones o sismos.

Consultados sobre si han tenido pláticas con los campesinos de la región para evitar que provoquen la quema de pastizales, antes de realizar su labor de siembra, manifestaron que el acercamiento ha sido con los directores de protección civil de los 36 municipios que forman parte de esta región militar, para que sean ellos quienes se acerquen a los labriegos y les hagan estas recomendaciones.

Destacaron que ahora trabajan en el apoyo a incendios, y que será a partir de mayo cuando sus auxilios estén encaminados al inicio de la temporada de huracanes, tormentas tropicales que propician que por los fuertes vientos caigan árboles, “nosotros acudimos a limpiar avenidas principales y calles donde esto ocurre”.

Explicaron que a los lugares donde esto pasa se llevan plantas purificadoras de agua potable que pueden proveer a la población afectada de 10 mil litros de agua diarios, además de contar con cocinas comunitarias y tortillerías remolcables, que tienen la capacidad de repartir ocho mil raciones calientes de alimentos, entre lo que es el desayuno, la comida y la cena.

Destacaron que el Plan DN-III-E fue establecido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para salvaguardar la integridad física de la población civil en México en cualquier tipo de desastre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here