En el auditorio Mario Ramón Beteta de la sede cenecista, y con la presencia de presidentes municipales y legisladores electos, la dirigente estatal enfatizó que el resultado electoral significa más estabilidad, más gobernabilidad y más empoderamiento a las instituciones del estado.
  • El 6 de julio quedó claro, no permitiremos que el populismo se apodere de nuestro territorio, agregó la Presidenta del PRI mexiquense.

Toluca, México.- “Nuestro reto, nuestra responsabilidad, nuestro deber como priistas, como mexiquenses y como mexicanos es que en el Estado de México siga gobernando el Partido Revolucionario Institucional”, señaló Alejandra Del Moral Vela, dirigente estatal del PRI, ante integrantes de la Confederación Nacional Campesina (CNC) encabezados por los líderes nacional y estatal, Ismael Hernández Deras, y Edgar Castillo Martínez.

“Aquí ya quedó claro el pasado 6 de junio, que no vamos a permitir por ningún motivo que el populismo, la sinrazón o el caos se apoderen del territorio mexiquense”, subrayó.

Precisó que “por eso, desde la legislatura local y federal, y desde los ayuntamientos, nuestra conducta tiene que ser ejemplar, de trabajo y no de privilegios; de resultados sin pretextos; de caminar con la gente en todas las circunstancias; de organizar a nuestros más de 6 mil secciones electorales y lo más importante: de absoluta lealtad a nuestras siglas, a nuestros valores y a nuestro Gobernador Alfredo de Mazo Maza”.

En el auditorio Mario Ramón Beteta de la sede cenecista, y con la presencia de presidentes municipales y legisladores electos, la dirigente estatal enfatizó que el resultado electoral significa más estabilidad, más gobernabilidad y más empoderamiento a las instituciones del estado.

Puntualizó que el PRI tiene retos por delante como son seguir perseverando en la unidad política del partido “que se fortalece con la inclusión, con los buenos modos de hacer política, con el respeto a la representatividad y a los liderazgos, con respeto a la pluralidad partidaria y con atención y mucho respeto a la base militante que es una verdadera riqueza del partido”.

“Perseveremos en esa unidad, porque esa unidad da resultados, porque en ella avanzamos todos y porque fortalecemos nuestra casa que es el Estado de México”, abundó.

Añadió que “también tenemos que seguir creciendo cercanos a la gente, entendiendo y atendiendo la voz y el sentir popular en las comunidades, en las colonias y en los ejidos. Entender que somos el partido que construyó este gran estado y que somos el partido que seguirá garantizando la paz social, la democracia, la justicia, el crecimiento económico y el bienestar social”.

Del Moral afirmó que “a exactamente un mes del triunfo electoral, el PRI no duerme, no descansa y no titubea. El PRI seguirá adelante y este PRI está más fuerte, más unido y más comprometido que nunca”.

Ismael Hernández Deras dijo que lo que pasó en el Estado de México “significa gobernabilidad. Los priistas tenemos claridad de para qué sirve la gobernabilidad. Los priistas sabemos utilizar la gobernabilidad para construir país, no para polarizar ni dividir a la sociedad”.

“Los priistas usamos precisamente a la buena política para que de ahí se traduzca en oportunidades de empleo, en más universidades, hospitales, carreteras y apoyo para el campo. En sí, la gobernabilidad en el PRI sirve para que la estabilidad le genere a esta y a las futuras generaciones mejores condiciones de vida”, refirió.

Tras resaltar que el priismo tiene un bastión y se llama Estado de México, aseguró que la militancia tiene preocupación por la ruta del país y está regresando al partido, porque hoy pueden comparar los 3 años de gobierno de quien fue candidato durante 18 años, en temas de salud, seguridad, educación e infraestructura, con lo que construyó en ese periodo cualquiera de los gobiernos del PRI. Es “un gobierno sin rumbo para nuestros hijos y nietos”.

Hernández Deras resaltó que “la calle no miente”, por lo que llamó a los liderazgos cenecistas a no confiarse, a no despegarse del territorio, del ejido y de la colonia porque puede ser que ya no reciba la confianza de la ciudadanía. “Nada suple el contacto directo”, concluyó.

En su último día como dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado de México, Edgar Castillo Martínez afirmó: “un gran reto que tenemos que enfrentar es el triunfo electoral para el año 2023. Tendremos que trabajar los cenecistas para refrendar el triunfo de nuestro partido”.

Sostuvo que no hay PRI sin CNC y no hay CNC sin PRI. Dijo que la nueva dirigencia deberá vigilar tres temas: asegurar la vacunación del sector agrícola por la pandemia de la Covid-19; atender el que el 35 por ciento del territorio mexiquense no cuenta con una cobertura adecuada de Internet; y dar seguimiento al problema de la violencia de género, disfunción familiar y la lucha por la paridad.

Artículo anteriorReducir trámites a empresas ayudará a mitigar desempleo: UNIDEM
Artículo siguienteColegio de Ingenieros certificará obras del gobierno de Ecatepec por más de mil 500 millones de pesos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here