Inicio Nacional Silenciosa y desatendida la enfermedad de Chagas, causante de insuficiencia cardiaca

Silenciosa y desatendida la enfermedad de Chagas, causante de insuficiencia cardiaca

1168
0
  • En el mundo hay casi 10 millones de infectados con este padecimiento, que ocasiona unas 12 mil muertes al año.

Ciudad de México,.- La enfermedad de Chagas es silenciosa y potencialmente mortal si no recibe tratamiento adecuado y de manera temprana. Es causa de muerte súbita o discapacidad, afirmó Paz María Salazar Schettino, jefa del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

En América Latina 21 países son endémicos de este padecimiento; en el mundo hay aproximadamente 10 millones de personas infectadas y ocasiona unas 12 mil muertes al año.

Por ello, la Facultad de Medicina, la Secretaría de Salud y la empresa Novartis colaborarán para atenderla desde sus etapas tempranas.

Asociada a zonas rurales y comunidades marginadas de América Latina que carecen de suelo firme en sus viviendas, la universitaria señaló que la situación más importante es el problema que causa en el corazón, porque el parásito ataca ese músculo y lo va destruyendo. “Entra en cualquier célula del organismo, pero tiene preferencia por las neuronas y por el músculo cardiaco”.

Es ocasionada por el parásito Trypanosoma cruzi, que llega al torrente sanguíneo mediante la picadura de la chinche besucona. También se puede adquirir por transfusión sanguínea, a través del trasplante de órganos o de las madres embarazadas a sus hijos.

Con más de 50 años de trabajo de campo en México respecto a este mal, Salazar Schettino calificó a Chagas como un padecimiento silencioso, asociado a la pobreza, por lo que ha estado muy abandonado. Recordó que desde hace 110 años, cuando fue descubierta en Brasil por Carlos Chagas, esta enfermedad ha comenzado a sobresalir en la región.

“Es una enfermedad de notificación obligatoria, así que en los estudios de campo de la UNAM siempre avisan a la Secretaría de Salud acerca de los casos que se encuentran, dijo.

Carlos Madrigal, médico de Novartis, detalló que “en América Latina 21 países son endémicos de esta enfermedad; en el mundo hay aproximadamente 10 millones de personas infectadas y ocasiona unas 12 mil muertes al año. Una de cada cinco que sufre insuficiencia cardiaca es porque padece la enfermedad de Chagas”.

Alertó que de no recibir tratamiento, la enfermedad puede progresar con los años y, en algunos casos, presentar una fase crónica con daño en el corazón, cerebro e intestinos. No obstante, reconoció, menos del uno por ciento de la población tiene acceso al diagnóstico y tratamiento correcto de esta enfermedad.

La enfermedad existe desde 1909 y todavía es una realidad en México, América Latina y algunos países del resto del mundo, especialmente donde hay grandes migraciones provenientes de nuestra región, como Estados Unidos (donde ya existen 300 mil casos) y España (con 90 mil), reportaron los expertos, reunidos en la Unidad de Seminarios Dr. Ignacio Chávez de esta casa de estudios.

Adolfo Chávez Mendoza, médico cardiólogo e investigador clínico en Chagas, advirtió que hay poca información sobre esta enfermedad, incluso entre los médicos, y refirió que de acuerdo a un artículo de la Organización Mundial de la Salud (2015), México es el tercer país en prevalencia, después de Argentina y Brasil.

“La complicación de que haya Chagas es que hasta 40 años después puede producir insuficiencia cardiaca, pues el parásito se aloja en el corazón y va dañando las células del músculo. Si un niño adquirió por picadura la enfermedad a los cinco años, a los 30 o 40 tiene una insuficiencia cardiaca desarrollada y discapacitante”, dijo.

Declaratoria de la Coalición Global

Yurika Manuel Valencia, jefa del Programa de Prevención y Control de Chagas, del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRESE), de la Secretaría de Salud, explicó que la declaratoria de la Coalición Global de la Enfermedad de Chagas pretende lograr acceso a herramientas para una mejor atención a la salud en zonas endémicas y compromiso político.

También busca innovación en la agenda de estudios de investigación y desarrollo para enfermedades desatendidas, control de la transmisión para prevenir la extensión en zonas endémicas y hacia países no endémicos, así como abogar por la visibilidad de la enfermedad, asegurar fondos y convertirla en prioridad.

Por último, Marissa González, del grupo Novartis, señaló que este trabajo conjunto con la Facultad de Medicina y la Secretaría de Salud tiene por objetivo la prevención, pues actualmente menos del uno por ciento de los casos de Chagas son atendidos.