Rotamundos busca generar economías circulares a través del turismo que impacten la base de la pirámide y con esto se generen ingresos con la finalidad de que las personas no tengan que dejar sus zonas de origen.

Teotihuacán, México.- Rotamundos una cadena hotelera social que a través de la tecnología conecta a comunidades indígenas y zonas rurales con turistas que desean vivir una experiencia diferente al momento de hospedarse.

De acuerdo con Javier Cárdenas, Rotamundos busca generar economías circulares a través del turismo impacten la base de la pirámide y con esto se generen ingresos con la finalidad de que las personas no tengan que dejar sus zonas de origen.

Por lo que las cabañas y hostales ligadas a la AP son manejados por familias o pequeñas empresas en comunidades rurales de México, permitiendo con esto que los huéspedes tengan una experiencia única en su alojamiento, “les proveemos de  equipamiento y capacitación, tecnología de reservación en línea y capital para remodelaciones en caso de ser necesario”, señalo Cárdenas.

“Todos los espacios que estamos abriendo tienen el común denominador de contar con un alma propia y el estar operados por familias locales. Se vuelven partners nuestros, y ellos realizan el día a día, que es lo que saben hacer, y nosotros, con toda la fuerza que traemos de estructura de tecnologías, de marketing, les ayudamos a conectar a nuestros viajeros”, añade el emprendedor.

Actualmente el turismo internacional, reconoce Cárdenas ha sido profundamente afectado por el encierro masivo y el miedo de la Pandemia de COVID-19 a nivel mundial, no obstante asegura que post-pandemia habrá una mayor demanda para un turismo más local, consciente y sencillo.

El nuevo lujo en el turismo no significa necesariamente una hamaca en un resort de alguna playa concurrida, sino dejar atrás la complejidad y lograr perderse en la simplicidad de algún rinconcito no explorado del país”.

Al momento, Rotamundos está en proceso de asociarse con 51 hoteles, cabañas y hostales en 32 destinos turísticos rurales de México, que van desde sencillos hospedajes familiares de 200 pesos la noche hasta pequeños hoteles boutique, de cinco mil pesos. Para el cierre del 2020 Javier espera elevar el número de asociados a 151.

“El turismo se va a recuperar, vamos a volver a estar en full capacity de aquí en 18, 24 meses, y cuando esto suceda, Rotamundos va a estar listo con todos los espacios de hospedaje para brindar las mejores experiencias y aventuras que cualquier turista va a querer tener.

Nuestra visión es hacer las redes, los espacios de hospedaje y la comunidad de viajeros más grande en la historia de América Latina. Y lo vamos a hacer”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here