• Hasta el 50% de la población adulta en México padece reflujo gastroesofágico y presenta síntomas una vez al mes, mientras que entre el 12% y el 20% presenta molestias una vez a la semana y 2% todos los días.

Ciudad de México.- La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se define como el ascenso del contenido gástrico hacia el esófago, lo cual produce síntomas molestos y complicaciones que afectan el bienestar y la calidad de vida de hombres y mujeres que la padecen.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Gastroenterología (AMG), hasta 50% de la población adulta en México padece reflujo gastroesofágico y presenta síntomas una vez al mes, mientras que entre el 12% y 20% presenta molestias una vez a la semana y 2% todos los días; no obstante, se ha incrementado la presencia de esta enfermedad en niños y jóvenes.

Con base en los estudios realizados por el Consenso mexicano de enfermedad por reflujo gastroesofágico, este padecimiento puede presentarse como un reflujo ácido leve a un reflujo ácido moderado grave que puede irritar el esófago y causar acidez gástrica, entre otros síntomas como lo son la sensación de ardor en el pecho y manifestaciones secundarias asociadas con este padecimiento: tos, laringitis, asma y erosiones dentales.

En la unión del esófago con el estómago existe un anillo de fibras musculares que se llama esfínter esofágico inferior (EEI) el cual impide que el alimento deglutido vuelva a subir; sin embargo, cuando este anillo muscular no cierra bien, el contenido del estómago asciende hacia el esófago, a este ácido estomacal se le denomina reflujo o reflujo gastroesofágico, el cual puede provocar daños en el revestimiento del esófago entre otras complicaciones.

Son tres las principales complicaciones de la ERGE erosiva: la estenosis esofágica que consiste en el estrechamiento del esófago y provoca dificultad para tragar; la aparición de úlcera esofágica, que genera sangrado, dolor y dificulta la deglución; y el esófago de Barrett, en el cual existen cambios precancerosos.

Son factores de riesgo para la ERGE la edad avanzada, los antecedentes familiares, las dietas que incluyen diversos alimentos irritantes, el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas, el uso de medicamentos vinculados a padecimientos gástricos, respiratorios; así como la obesidad y trastornos de la salud mental: ansiedad, depresión o estrés.

La mayor parte de las personas pueden controlar la molestia de la enfermedad por reflujo gastroesofágico con cambios en el estilo de vida o medicamentos de venta libre. Sin embargo, se estima que el 30% de los pacientes con reflujo no obtienen alivio de la medicación, por lo que algunas personas que padecen esta enfermedad optan por fármacos más fuertes o cirugía para aliviar los síntomas

Ante este escenario, la ciencia médica implementa nuevos procedimientos mínimamente invasivos para el tratamiento de este padecimiento, la terapia Stretta es un procedimiento ambulatorio que se realiza por endoscopia y sin hospitalización, el cual tiene una duración máxima de 60 minutos y permite a los pacientes volver a sus actividades normales al día siguiente.

Stretta busca mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren reflujo crónico. Ha conseguido demostrar su seguridad y efectividad en más de 40 estudios clínicos y más de 25,000 procedimientos. Los pacientes experimentan un alivio significativo de los síntomas de 4 a 10 años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here