• La rumorología y la información falsa generan miedo, zozobra y pueden llevar a verdaderos actos de barbarie o a la ingobernabilidad con un gobierno rebasado.

Ciudad de México.- El Coronavirus o “covid-19” es una enfermedad que se ha convertido en un tema de preocupación mundial con 89 mil casos confirmados y más de 3 mil víctimas mortales, por lo que es urgente  hacer un pronunciamiento puntual, responsable y oportuno sobre las medidas preventivas y una eficaz comunicación oficial hacia la población, para informar con claridad cómo proceder ante la contingencia de tipo sanitario que se presenta.

Así lo señaló el Dr. Elías Miguel Moreno Brizuela, presidente del CEN del Frente por la Cuarta Transformación y ex presidente de la Comisión de Salud y Seguridad Social del Senado de la República, al señalar que se trata de aplicar las medidas preventivas que eviten la propagación, así como la orientación de la población para combatir la rumorología y la información falsa que generan miedo y zozobra.

De no ser así, se corre el riesgo de llegar a verdaderos actos de barbarie o a la ingobernabilidad con un gobierno rebasado.

Es de suma importancia atender correcta y coordinadamente la emergencia sanitaria a nivel nacional, pero igual de importante es la aplicación de un plan estratégico de Protección Civil con protocolos de atención de los riesgos sanitarios y socio-organizativos que se deben de prever.

Hoy los casos de Coronavirus no han escalado a los niveles de la influenza H1N1 del tipo “A”, que en 2009 afectó al mundo y sobre todo a nuestro país. En ese momento, “como titular de la Secretaría de Protección Civil del entonces gobierno del Distrito Federal y enfrentamos un enorme riesgo”.

Por ejemplo, se entregaron de manera inmediata más de 6 millones de cubre bocas y de recipientes con gel antibacterial a la población capitalina y de las zonas conurbadas.

Se tomaron medidas preventivas como la suspensión temporal de las actividades en escuelas, centros de reunión, de espectáculos y cancelación de eventos masivos para evitar grandes concentraciones de población entre quienes se pudiera incrementar la propagación y contagio del peligroso virus del H1N1, se mantuvo el orden social y la calma entre la población que supo cómo actuar, conducirse y proceder, según fuera evolucionando la contingencia.

“De ninguna manera se trata de una emergencia menor. Es un tema de muy alta responsabilidad institucional y patriótica, por lo que hago un enérgico exhorto a las autoridades para que informen en todo momento de manera veraz, correcta, clara y oportuna; de no hacerlo se corre el riesgo de perder el control de la situación, dar paso a la desinformación y a la incertidumbre”.

En este momento, el mayor enemigo no es el virus en sí mismo, sino el desorden y el mal manejo de la situación que alimente el miedo y los rumores que acabarían con la credibilidad y la confianza gubernamental, concluyó  el Dr. Elías Miguel Moreno Brizuela.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here