Inicio Estado de México Legislatura aprueba remoción de auditor del OSFEM

Legislatura aprueba remoción de auditor del OSFEM

103
0
  • La legislatura cumple su facultad de fiscalizar cuentas y exigir sanciones, ante solo era “oficialía de partes” para recibir los reportes

Temoaya, Edoméx.- Con la votación unánime de 75 diputados de todas las fracciones parlamentarias, la 60 legislatura local aprobó iniciar el procedimiento de remoción del Auditor Superior del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), Fernando Baz Ferreira, por sus omisiones y actuación parcial en la revisión de la Cuenta Pública 2017, y acordaron iniciar la reestructuración del órgano.

Tras la revisión de la Cuenta Pública 2017 del Gobierno del Estado de México, Organismos Auxiliares y Organismos Autónomos del Estado de México, la Comisión de Vigilancia del OSFEM resolvió que hay numerosas auditorías a entes públicos sin ningún tipo de procedimiento resarcitorio.

“Necesitamos que se reestructure el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México, dando como primer paso la remoción y sustitución del auditor, derivado de lo que encontramos en nuestro análisis en las mesas de trabajo: que hay poca información sobre auditorías, no se  desempeña bien el trabajo y hay una actitud de parcialidad en su labor”, acusó el diputado Tanech Sánchez Ángeles, presidente de la Comisión de Vigilancia del OSFEM.

Entre las irregularidades detectadas por la comisión destacan que el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) tiene más de 10 mil millones de pesos de adeudos, transferencias de recursos que contravienen la ley, diferencias de ampliaciones presupuestales por 3 mil 719 millones 324 mil 600 pesos y pasivos por 2 mil 565 millones de pesos.

En el resolutivo octavo del proyecto de decreto presentado por la Comisión de Vigilancia del OSFEM, se solicitó a la Junta de Coordinación Política que inicie el procedimiento de remoción, a partir de la revisión y fiscalización de la cuenta pública 2017.

El proyecto también instruye al órgano dar seguimiento a la cuenta pública de los entes y enviar en cuatro meses, informes mensuales sobre las solventaciones, recomendaciones emitidas y auditorías en curso.

El diputado Gabriel Gutiérrez Cureño celebró que el Congreso local haya recuperado la facultad para fiscalizar los gastos de las dependencias públicas, pues anteriormente “solo era una oficialía de partes que utilizaba el gobierno del estado para pasar sus cuentas”.

Ante las irregularidades y el desaseo en el ejercicio fiscal 2017, el diputado Faustino de la Cruz consideró que el auditor Fernando Baz debió haber presentado su renuncia por sus omisiones.