Ciudad de México.- El precandidato a diputado local en el estado de Veracruz, Diego Enrique Hernández Arrazola alertó que está en  riesgo las candidaturas a diputaciones del PRD en Veracruz debido a la ilegalidad en el proceso interno de asignación de las candidaturas de representación proporcional.
“El PRD en Veracruz ha ido violentando norma tras norma, evidenciando faltas graves a la ética política, sin darse cuenta de la percepción negativa que generan del Partido ante la propia sociedad”, expresó.
En conferencia de prensa, Hernández Arrazola acusó  que en varios casos se vieron violentados los  derechos electorales de los precandidatos al no hacer la selección conforme a la convocatoria, “fue un acto unilateral que rompió con lo establecido”.
Añadió  “que no solamente es la convocatoria a representación proporcional lo que se está violentado sino también, tengo conocimiento de causa interpósita-persona que la misma comisión de candidaturas y el Consejo Estatal de Veracruz violentó la convocatoria al designar el Distrito de los Tuxtlas cuando era, desde convocatoria, un Distrito el que se iba a ir a vía de consulta ante los militantes”.
En ese sentido, alertó  que “si no se resuelve a tiempo y conforme a derecho lo que estamos exigiendo varios militantes, sí se corre el riesgo de que los plazos legales para el registro de candidatos no se cumplan y por lo tanto el estado de Veracruz, el PRD en Veracruz se quede sin candidatos para diputados locales”.
Recordó que el  pasado 13 de marzo de 2016, se realizó en la ciudad de Xalapa, Veracruz, un consejo electivo, donde “el proceso tuvo poco de democracia, y sí mucho de argucias legaloides para validar lo políticamente inmoral. No sobra decir que durante el consejo hubo un excesivo clima de tensión que desembocó en connatos de violencia, incluso, lanzaron vasos de vidrio a la mesa directiva y la compañía de seguridad privada contratada sacó inmovilizadores eléctricos hacia algunos compañeros y compañeras”.
En ese sentido, el precandidato aseguró que el dictamen de la Comisión de Candidaturas en el que se asignaban a las y los candidatos por el principio de Representación proporcional, “fue un acto unilateral que rompió con lo establecido en la convocatoria”.
Añadió que ante esto decidió  ingresar una queja en la Comisión Jurisdiccional del Comité Ejecutivo Nacional; sin embargo, la declaró infundada. “El árbitro falló, y me dieron este paquete de mil hojas, para resolver en menos de dos cuartillas mi queja. Mil hojas llenas de irregularidades y avasallamientos y atropellos”.
Ante ello, expresó que  interpuso una queja ante el Tribunal Electoral de Veracruz, bajo la figura de Juicio para la protección de los derechos político electorales del ciudadano.
Asimismo, acusó que la propia dirigencia  PRD Veracruz ha descalificado su actuar, “hemos recibido injurias y calumnias al llamarnos enviados del gobierno. Quienes acusan, deben probarlo, y con la ligereza que lo hacen, deben saberlo por conocimiento de causa: entran y salen de Palacio de Gobierno a recibir todo tipo de prebendas”.
Hernández  Arrazola lamentó que “un proceso que bien podría haber sido adecuado se ve enturbiado por ese tipo de acciones”.
Por lo anterior, hizo un llamado  a la dirigencia nacional y a los integrantes del CEN a no permitir que el objetivo de la alianza se eche a perder por estas omisiones.
“Apelo al buen sentido político del Presidente Nacional, Agustín Basave, y de la Secretaria General, Beatriz Mojica, quienes tienen conocimiento de lo sucedido, así como a cada uno de los miembros del Comité Ejecutivo Nacional,  a que miren y atiendan Veracruz”, afirmó.
Finalmente, pidió  “que  se tomen cartas en el asunto y no ensucien y echen a perder el propósito de la alianza en Veracruz, que es rescatar al estado y lograr la alternancia política”, concluyó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here