Inicio Legislativo Rescatar cafeticultura mexicana frente a importación desleal y contrabando de café

Rescatar cafeticultura mexicana frente a importación desleal y contrabando de café

326
0

Ciudad de México.- La Comisión Especial del Café se comprometió a rescatar e impulsar la cafeticultura nacional, mediante un incremento presupuestal para sustituir plantíos y combatir la plaga de la roya que ha colocado al sector en riesgo de quiebra, y proteger a más de 500 mil familias productoras indígenas ante la desleal importación y contrabando del grano.

El presidente de la comisión, diputado Julián Nazar Morales, urgió a aumentar los recursos a este sector productivo en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017, y concientizar a funcionarios de las secretarías de Agricultura, Hacienda y Economía, así como a organizaciones de productores, para que conjuntamente coadyuven a preservar esta actividad agroindustrial en un marco de transparencia.

Destacó el sentido social que conlleva sembrar café en México, actividad de sobrevivencia porque la población que la realiza es de alta marginación y pobreza. “Hablar de la cafeticultura es referirse a los más pobres del país, pese a la derrama de divisas”.

Convocó a hacer una causa común y no permitir un recorte adicional, y sí aumentar los recursos financieros para este sector productivo sin mediar colores partidistas, porque “atentar contra los programas sociales más sentidos, atenta contra la naturaleza de la política social del país”, afirmó.

El reto es renovar los plantíos con semillas de alto rendimiento para combatir la plaga de la roya, y que los apoyos se entreguen con oportunidad para aprovechar la temporada de lluvias.

En la instalación de esta comisión especial, Nazar Morales resaltó la importancia de hacer un padrón de verdaderos cafeticultores y de cada rama productiva agropecuaria, para que los apoyos no se desvíen por la corrupción y falta de transparencia, se conozcan sus necesidades y se atiendan oportunamente.

El diputado Germán Escobar Manjarrez (PRI), presidente de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego refrendó el compromiso por aumentar el presupuesto en 2017 y recuperar la cafeticultura nacional. Llamó a las organizaciones productoras del café a cuidar que los programas de sanidad y recursos se apliquen de forma transparente.

La rentabilidad está probada, pero “se dejó caer por la corrupción y falta de vigilancia, perdiendo millones de plantas y de producción propiciando escasez, ya que la cosecha no es suficiente para atender la demanda interna. El reto es repoblar 200 mil hectáreas en el corto plazo”.

El legislador Francisco Javier Santillán Oceguera (PRI), al emitir la declaración formal de la comisión especial, resaltó la importancia de tener organizaciones nacionales de productores reales, democráticas y transparentes que rindan cuentas, a fin de que contribuyan junto con los diputados a resolver la problemática de la cafeticultura, mediante iniciativas jurídicas que alienten la competitividad y estar en condiciones para enfrentar los retos productivos que tiene el agro nacional.

El priista Jorge Carvallo Delfín subrayó que el café es un tema de todos los mexicanos, por ser un sector esencial en la cadena productiva del país que sufre una gran crisis, debido a la corrupción y falta de transparencia en el manejo de las políticas públicas. Se pronunció por rescatar y recuperar la cafeticultura, por la prioridad que representa para las familias campesinas.

Se refirió a la insensibilidad de funcionarios del sector para atender de forma inmediata la problemática de los cafeticultores, pese a las divisas que genera. Propuso que la Comisión Especial del Café se convierta en ordinaria, por la gran importancia que representa.

A nombre del PRD, la diputada Karina Barón Ortiz sostuvo que el rescate de la cafeticultura es un reto muy grande para legisladores y gobiernos estatales, los cuales deben comprometerse mediante acciones prácticas y reales para que cambie la situación de este sector.

Expresó su preocupación porque en este sector se encuentran los productores más pobres y marginados, en su mayoría indígenas, víctimas de la pobreza y de grupos armados, por lo que hay mucho que hacer, a través de la articulación de esfuerzos y voluntades interinstitucionales.

Carlos Barragán Amador (PRI) propuso por “justicia social defender a capa y espada un mayor presupuesto para la cafeticultura”. Cuestionó las razones de que se etiqueten mil millones de pesos para la construcción de un puente con el objetivo de reducir el tráfico vehicular, en una sola obra, y a más de 500 mil familias que dependen de la siembra del café sólo se les otorguen 700 millones de pesos para renovar los plantíos, cuando en el pasado fue la segunda fuente de divisas del país.

Pidió a estados y municipios participar en la compra de plantas para sustituir los plantíos, y concientizar a los funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para elevar los recursos financieros.

Por el PAN, el diputado Exaltación González Ceceña destacó la importancia de no descuidar los canales de distribución y comercialización del café mexicano tanto en el mercado nacional como internacional.

Solicitó a la Sagarpa que en todas las ferias mundiales se instale un estand que promueva la calidad del café de México, y que exija a los restaurantes y cadenas comerciales extranjeros, así como las aerolíneas mexicanas distribuyan café nacional.

Del PVEM, el diputado Leonardo Rafael Guirao Aguilar estimó que en 20 años se requerirán a nivel mundial, 200 millones de bultos de café para atender su demanda. Debe aprovecharse ese nicho desde ahora mediante acciones concretas y reales para rescatar la cafeticultura de México, y asegurar su participación efectiva en el mercado.

A nombre de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Santiago José Arguello Campos, titular del Programa Integral de Apoyo al Café-ProCafé (PIAC-ProCafé) manifestó el compromiso por redoblar esfuerzos en apoyo a este sector ante las urgentes necesidades que enfrenta. Aseguró que la política cafetalera de México está renovada y enfocada a atender las necesidades reales.

Garantizó que en este año se sustituirán 150 millones de plantas, mediante la aplicación de tecnología que dé certidumbre de calidad en el uso y manejo de semillas. Además, levantar un padrón de cafeticultores y predios productivos efectivos, que contribuya a alentar la rendición de cuentas para conocer a dónde y cómo se destinan los recursos de manera transparente.

Gabriel Barreda Nader, presidente de la Rama Productiva del Café de la Confederación Nacional Campesina (CNC), resaltó que el sector está dominado por oligopolios que producen una calidad extraordinaria de café, porque el 90 por ciento se cultiva a la sombra, lo cual no se reconoce por las empresas extranjeras instaladas en México, que venden un bajo porcentaje del grano nacional y prefieren el foráneo.

“Las importaciones de café son legaloides porque se enmascaran en fracciones arancelarias que no corresponden a los montos y calidad, además de que el elevado contrabando que ingresa por el sur-sureste del país ante la escasez del aromático, coloca a la cafeticultura mexicana en grave riesgo”, dijo.

Alertó que “de abrirse las puertas a estas prácticas, el día de mañana no vamos a saber qué hacer”. Solicitó a la Secretaría de Economía la revisión de los aranceles a la importación de café, ya que sólo así se alentaría una competencia justa.

Participaron también José Cruz Arguello Michelle, representante del Sistema Producción Nacional Café, y Alfredo Cano Martínez, representante de la Unión de Productores de Café de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR).