Inicio Legislativo Que la PGR atraiga la investigación del caso de la ejecución de...

Que la PGR atraiga la investigación del caso de la ejecución de 2 menores de edad en Río Blanco, Veracruz demanda MORENA

689
0

Piden renuncia del Secretario de Gobierno del Estado Rogelio Franco Castán y del Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié.

Ciudad de México.- Los diputados federales  de la  fracción parlamentaria de MORENA en voz del Jesús Valencia Guzmán, secretario de la Comisión de Derechos de la Niñez, exigió que se haga un enérgico pronunciamiento institucional por parte de esta representación condenando el asesinato de las dos hermanas menores de edad en Río Blanco Veracruz presuntamente a manos de autoridades del Estado.

El caso cobra relevancia debido a que la mayoría de los periódicos consignan fotografías de Nefertiti, de 16 años, sentada en la calle cabizbaja con vida, sin armas ante la vigilancia de un policía y minutos después tirada boca abajo en medio de un charco de sangre al pie de un agente policiaco. Su hermana Grecia, de 14 años, aparece también muerta boca abajo con un arma de fuego en sus manos.

Por lo que se solicita también la inmediata e incondicional renuncia del Secretario de Gobierno del Estado Rogelio Franco Castán y del Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié además de que se suspenda a los elementos de la Policía que se vieron involucrados en los hechos.

Y con base en el principio constitucional del interés superior de la niñez, se atraiga la investigación por parte de la Procuraduría General de la República por presumirse que participaron servidores públicos y dado que se necesita garantizar la imparcialidad de la misma y se inicie la investigación por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Valencia Guzmán consideró reprobable que ante la presunción de que dos niñas inermes fueron objeto de una ejecución por parte de autoridades del Estado de Veracruz, la actitud del gobernador panista Miguel Ángel Yunes fuera totalmente distinta: “señaló que la policía se encontró con  personas que dispararon y los policías repelieron la agresión, lamentando que mujeres jóvenes participen en la delincuencia organizada, asegurando que las jóvenes pertenecían a células criminales” ya que en un caso de esta índole, se esperaría de las autoridades una actitud de indignación, de consternación para con las familias y acciones inmediatas para investigar, resolver y castigar los hechos.

Manifestó que esta no es la primera vez que ante la violación de las garantías y el atropello de los derechos humanos, lejos de reconocer los atroces errores de una policía más aterradora que la delincuencia, este personaje ha optado por la salida fácil de condenar a las víctimas de la violencia policial al situarlos de inmediato en el rol de delincuentes  sin que se hayan siquiera levantado los indicios de la escena, sin tener los elementos jurídicos para ello y sin tener la capacidad para determinar esto.

Con ello, este lúgubre personaje cree que puede justificar toda violencia del gobierno del Estado ostentándose como “el bueno” mientras  sume en el desprecio y la ignominia a las víctimas al endilgarles el rol de “malo” sin derecho de réplica señaló.

En este caso, “ni siquiera se trataba de adultos, eran niñas, seres en proceso de formación que no tienen aún claridad y juicio, seres que esperan que su sociedad les brinde guía y protección seres que por los elementos objetivos que las fotografías de los diarios brindan, se presume fueron brutalmente asesinadas por una policía que es pagada por la comunidad para protegerla, no para asesinarla”, puntualizó.