Con siete de sus ocho victorias finiquitadas por la vía del nocaut, el púgil; se ha instalado en la lista de los más temidos novatos que militan en las 140 libras o 63.503 kilogramos, y que en los últimos tiempos se ha convertido en una de las más competidas. 
Ciudad de México.- El noqueador capitalino Eduardo Martínez ha irrumpido con fuerza en la división de los superligeros, convirtiéndose en una agradable realidad desde su bien plantada guardia zurda, por lo que el futuro es por demás prometedor para el originario de Xochimilco, en la capital mexicana.
Con siete de sus ocho victorias finiquitadas por la vía del nocaut, el púgil; se ha instalado en la lista de los más temidos novatos que militan en las 140 libras o 63.503 kilogramos, y que en los últimos tiempos se ha convertido en una de las más competidas.
Martínez lo ganó todo en el terreno amateur, consiguiendo cinco medallas en Olimpiada Nacional, y representando a México en diversos torneos internacionales tras su incorporación al seleccionado mexicano en el Centro Nacional de Alto Rendimiento donde tuvo la oportunidad de concluir sus estudios universitarios.
Su poder de nudillos, así como la precisión de su golpeo han sido la clave para que el discípulo del profesor Rogelio Romero de apenas 21 años se ubique en franco ascenso a terrenos donde solamente había soñado y que gracias a su esfuerzo y disciplina están cerca de convertirse en una realidad.
Artículo anteriorSe atora helicóptero en la caseta de Tecámac
Artículo siguienteQue los discursos sobre la mujer tengan cause real y práctico: AMV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí