Inicio Legislativo Existe un mercado importante para nopal, agave y sábila

Existe un mercado importante para nopal, agave y sábila

1063
0

Ciudad de México.- Al inaugurar el “Primer foro nacional de desarrollo rural sustentable y riqueza productiva del cultivo de agave, nopal y sábila, como recurso alternativo para reactivar la economía del campo”, el diputado Miguel Alva y Alva (Morena) destacó la necesidad de explotar las bondades de estos cultivos, ya que existe un mercado importante que podría beneficiar a muchos mexicanos.

El legislador, secretario de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, explicó que la intención del foro es poner en la mesa una propuesta que es la incentivación del cultivo alternativo a lo que actualmente se siembra.

El diputado resaltó la importancia de apoyar al campo; sin embargo, mencionó que el proyecto del presupuesto 2017 para este rubro es de 304 mil 751 mil millones de pesos, es decir, nueve mil millones menos que el de 2013.

Subrayó que el presupuesto, comparándolo con el crecimiento poblacional, debería incrementarse para que el campo se mantuviera igual; sin embargo, “no tan sólo no aumenta o se mantiene igual, si no se disminuye”.

Consideró que no habría afectación si el gobierno federal volteara hacia los pequeños productores, que son los que generan el 80 por ciento de lo que se consume en México. Pero en este presupuesto federal, precisó, sólo el dos por ciento se destina a la producción a pequeña escala.

En su turno, el doctor Jesús Axayacatl Cuevas Sánchez, de la Universidad Autónoma Chapingo, destacó la importancia de proteger la biodiversidad genética contenida en las plantas y semillas. Se pronunció por sumar esfuerzos y que con el apoyo de las autoridades se brinde mayor atención al nopal.

Destacó que no sólo se deben conservar las plantas, sino la riqueza cultural asociada a su manejo y al sistema de aprovechamiento. Además, “toda esa tecnología milenaria que sin ella no serviría tener presentes los recursos vegetales”.

De la misma casa de estudios, el investigador Axayacatl Cuevas Coeto precisó que el nopal tiene diferentes usos industriales que deberían ser aprovechados: forrajero, frutícola, verdura, medicinal y para fabricar cosméticos, así como jabones, dulces y fertilizantes. Además, cercos y ornamentos.

En tanto, Marco Antonio Córdova Arroyo, director comercial de la empresa Glint Energía, S.A de C.V, resaltó la urgencia de reactivar el campo, ya que existen estrategias para ello como la de utilizar el nopal como fuente de energía limpia y sustentable.

Refirió que una hectárea puede producir hasta 600 toneladas de nopal y estimó que existe un enorme potencial que no es aprovechado. Es el momento de demandar y traducirlo en proyectos regionales, ya que se puede generar energía limpia a menor costo de producción, sostuvo.

David Padilla Medina, presidente de El Barzón en Morelos, informó que el 80 por ciento de la producción de agaves lo generan mil 800 pequeños productores. Enfatizó que “en vista del recorte presupuestal es necesario que los diputados volteen al sector que alimenta al país y que no son las grandes empresas”.

Consideró que este evento es para que los pequeños productores sean escuchados, ya que son un sector abandonado y sin oportunidad de crecer por falta de recursos y programas. “Tenemos el ejemplo del problema de la denominación de origen de los licores de agave, lo cual afecta a los 18 mil pequeños productores”.

Remigio Madrigal Lugo, investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, alertó que el número de hectáreas sembradas con agave, así como la cantidad de productores dedicados a la actividad han disminuido, lo que se suma a la falta de un programa para el control o prevención del pico de agave o pinacate, una plaga que va en crecimiento en distintos municipios.

Añadió que otro de los productos que acaban rápidamente con el agave es la demanda de pencas para la preparación de barbacoa que en 2013 se estimó en 6.8 ocho millones, para lo cual se requirió 2.3 millones de magueyes; de continuar el problema, en 2020 habrá una demanda de 8.5 millones de pencas, para lo que se necesitarán 2.9 millones de magueyes.

Zuriel Sánchez Sánchez, coordinador en Capacitación de Programas del Comité Ejecutivo Nacional de El Barzón, indicó que el 80 por ciento de los productores posee menos de 5 hectáreas, lo que limita su escala productiva; además, los incentivos están desarticulados y no atienden la cadena de valor.

Apuntó que se necesita una estandarización de los procesos productivos, obtener rendimientos y calidad del producto, así como incrementar los volúmenes de manejo mediante paquetes tecnológicos.

Federico Arenas Mayas, especialista en innovación tecnológica, destacó que es viable el uso de drones para el cuidado y supervisión de los cultivos de agave, ya que ayuda a conocer el alcance de las cosechas, el tamaño del producto y sus requerimientos como la cantidad de abono o plaguicida en dado caso.

Explicó que a través de las fotografías aéreas captadas por drones se pueden obtener medidas, colores y formas de la planta que, con el conocimiento agrónomo correspondiente, podrán interpretarse y generar un reporte valioso para el productor.