Inicio Nacional Estrategia antes que táctica, tendencia 2020 en seguridad privada

Estrategia antes que táctica, tendencia 2020 en seguridad privada

1004
0
  • El mercado mexicano de la seguridad ofrece soluciones más holísticas que atienden solicitudes menos tradicionales.                                                 

Ciudad de México.-  Dar a conocer las condiciones actuales del sector de la seguridad que existe en el país, es uno de los fines de Expo Seguridad México y Expo Seguridad Industrial, los eventos especializados de referencia en América Latina que reúnen a compradores calificados con expositores para mostrar los últimos productos y soluciones del sector, para lo cual contará con el apoyo de especialistas en el tema, como James Sinclair, quien dirige el departamento de consultoría de crisis y seguridad de la firma Control Risks.

Sinclair reconoce que en México se está dando un cambio en las políticas públicas de seguridad para disminuir los efectos del crimen en sus diversas manifestaciones, al mismo tiempo que vislumbra un crecimiento en el mercado de las empresas de seguridad. “Tradicionalmente, las organizaciones habían buscado diseñar planes de protección más bien desde un enfoque táctico para resolver problemas relacionados de seguridad física, contratando empresas que ofrecen guardias intramuros, personal especializado, o capacitación, pero lo cierto es que el mercado ha ido evolucionando para ofrecer soluciones más estratégicas. Ya son otras las condiciones”.

Para el especialista, la industria de la seguridad ofrece productos y soluciones para desarrollar planes de protección más estratégicos, “debido a que las organizaciones ya no deben enfocarse solamente a atender riesgos físicos, sino a proponer la mejor forma de proteger a sus empleados y a sus bienes, por eso cuando ahora las empresas piensen en seguridad, deben planear incluso desde el número de personal de protección que necesitan en sus instalaciones, hasta contemplar cómo actuar ante situaciones de crisis para mantener la continuidad del negocio”.

En ese sentido, James Sinclair afirma que el mercado mexicano de la seguridad ofrece soluciones más holísticas que atienden solicitudes menos tradicionales, con mayor sofisticación, que si bien antes solo eran requeridas por corporativos internacionales, ahora están más presentes en nuestro entorno. “Al mismo tiempo, vemos que hay una mayor demanda de aparatos y suministros más modernos, porque la industria de la seguridad también se ha actualizado a la par de los avances tecnológicos. Por ello podemos ver que cada vez hay mejores alarmas, aplicaciones, sensores e incluso drones; todo ello configura una oferta muy completa, y de hecho con costos más accesibles conforme va aumentando la demanda”.

El especialista en seguridad mencionó que aunado al aprovechamiento de los avances tecnológicos y los nuevos dispositivos, los encargados de seguridad deben continuar con la profesionalización de los recursos humanos de este sector, independientemente de su especialidad. “Hace poco más de una década en el gremio de la seguridad destacaban, por su nivel de servicio, empresas como las de traslado de valores y las de guardias intramuros, pero progresivamente fueron surgiendo otras compañías con una oferta más amplia de servicios y que cumplen con estándares más exigentes, además de empezar a mostrar unión entre ellas y conformar agrupaciones para intercambiar conocimiento y experiencias”.

Sinclair señaló que anteriormente los servicios de seguridad se ofrecían por personal retirado de la milicia o de alguna fuerza del orden, pero ahora hay más gente preparada profesionalmente. Incluso, ya existen licenciaturas en seguridad, como la que ofrece la Secretaría de Educación Pública, o las universidades de Quintana Roo o de Guadalajara. “El encargado de seguridad ya no solo se encarga de los guardias intramuros; también atiende la seguridad de la cadena de suministro, la planeación de viajes, o el manejo de crisis. Los profesionales ahora ven la seguridad desde las perspectivas táctica y estratégica, con creatividad, capacitación y hasta con análisis de riesgos; así lo exige el entorno actual afectado por altos niveles de inseguridad”.

En ese sentido, Sinclair destacó el papel que tiene Expo Seguridad México como un evento especializado en el que los profesionales pueden reunirse e intercambiar experiencias, además de conocer adelantos tecnológicos, nuevos productos y servicios. “Se trata de un foro en donde se reúnen los usuarios, los proveedores, el gobierno y las agrupaciones del gremio para actualizarse e intercambiar información. Esto es necesario porque la delincuencia no se detiene, y es necesario que los participantes de este mercado estemos unidos. Falta mucho por hacer, y por eso no nos podemos detener, por el bien del país”.