Ecatepec, Edoméx.- La Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) solicitó a los gobiernos del Estado de México y Federal, que otorguen garantías para el abasto de productos básicos a las zonas industriales y los grandes centros de consumo, que ya enfrentan problemas para operar con normalidad derivado de los efectos del Coronavirus (Covid-19).

Francisco Cuevas Dobarganes, director general de la agrupación, acudió esta mañana a una reunión del sector empresarial con autoridades estatales donde se plantearon las inquietudes de los industriales ante las medidas tomadas por la pandemia.

“Es muy importante que los tres niveles de gobierno garanticen el abasto de productos básicos a las zonas industriales y los grandes centros de consumo que actualmente enfrentan procesos de contingencia”, apuntó.

Alertó que es necesario que las autoridades eviten acaparamientos, actos de especulación, bloqueos de vías de ferrocarril, demoras en la recepción de productos importados en las aduanas, o robos y saqueos en las carreteras, pues de lo contrario habría consecuencias sociales muy importantes al haber desabasto.

Cuevas sostuvo que las autoridades federales, estatales y municipales deben diseñar un plan de seguridad especial para vigilar los centros de compra, como centrales de abastos, mercados, supermercados, tiendas de conveniencia y departamentales, pues al pasar a la Fase 2 de contingencia, podrían darse algunos saqueos.

“Si estos actos se presentan y no son contenidos de manera oportuna y sin sanciones para los incitadores, el comportamiento podría generalizarse como ya nos sucedió durante el Huracán Ingrid en Acapulco o cuando se incrementaron los precios de las gasolinas en enero del 2017”, alertó.

El director general apuntó que son momentos complicados por el confinamiento, el deslizamiento cambiario y el cierre temporal de algunas empresas, donde las autoridades deben mantener el orden y la seguridad. Y si desde el primer indicio, se toleran actos ilegales, en pocas horas podrían generalizarse.

“El problema de fondo es que, si se empiezan a saquear y vandalizar los centros de venta, difícilmente las empresas podrán rehabilitarlos si no existen las garantías mínimas de orden, entonces sí podríamos tener problemas de desabasto, que el gobierno sólo, no tendría la capacidad de resolver”, advirtió.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here