Teotihuacán, Edoméx.- Comerciantes y artesanos de la Zona Arqueológica de Teotihuacán se apostaron sobre el circuito de este sitio para pedir al gobierno federal y estatal la integración a un plan para afrontar la crisis que padecen por el cierre de su fuente de ingresos.

Y es que tras el cierre de este espacio arqueológico, el más visitado de México, la elaboración y venta de artesanías se ha visto afectada en más de 90 por ciento.

Los inconformes lamentaron que la aparición del COVID-19 impida la llegada de turistas, y aunque reconocieron la importancia de evitar la propagación de la enfermedad, señalaron que urge la intervención de las autoridades para rescatar su actividad.

Señalaron que son al menos unas mil 500 familias, entre artesanos y comerciantes, que trabajan específicamente dentro de la zona arqueológica, además de los restaurantes y otros comercios instalados en la periferia.

Entre los afectados también se encuentran los guías de turistas, hoteles, prestadores de servicio de transporte, danzantes, operadores de globopuertos y otros atractivos que depende del turismo en la región.

Esta mañana se les pudo observar formando una valla kilométrica, con cartulinas en las que pedían apoyo tanto al presidente Andrés Manuel López Obrador como al gobernador Alfredo Del Mazo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Teotihuacán es el sitio arqueológico más visitado del país, que tan solo en el 2019 recibió a poco más de 2.6 millones de turistas nacionales y extranjeros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here