Otumba, Edoméx.- Quetzaly e Ikal dos Aguilas Cola Roja fueron liberadas dentro del Área Natural Protegida (ANP), parque estatal “Cerro Gordo” en Teotihuacán, que cuenta con 3 mil 27 hectáreas.

La esperanza de la existencia de aves rapaces

En México existen 87 especies de aves de presa, grupo sumamente importante para el funcionamiento correcto de todo ecosistema, las poblaciones de aves rapaces en los últimos años han disminuido debido a la reducción de su hábitat y a la captura de sus ejemplares para ser traficados y vendidos como animales de compañía, o bien para el servicio humano.

Por tal motivo el Parque Temático Reino Animal se ha convertido en el protector del Águila Real una de las aves más representativas de nuestro país. Funciona como un Predio o Instalación que Maneja Vida Silvestre Fuera de su Hábitat Natural (PIMVS) en nuestras instalaciones hemos recibido y rehabilitado diversos ejemplares de 11 especies distintas de aves de presa. En Reino Animal, como un Centro de Conservación de la Vida, nuestra labor primordial es contribuir al cuidado del medio ambiente y de cada especie que ahí habite.

Colaboración 

Reino Animal en colaboración con Club América tienen a su cargo un programa de reproducción del Águila Real, eje principal de la existencia de nuestro AGUILARIO, denominado REFUGIO SALVAJE. Hasta el momento hemos llevado a cabo dos liberaciones, la primera en 2016 en el estado de San Luis Potosí integrando al hábitat una pareja de Aguilillas de Harris y una más de Aguilillas cola roja, y la segunda liberación en 2019 en el Área Natural Protegida estatal “Patlachique” en Teotihuacan, integrando una pareja de Aguilillas Cola Roja.

Las Aguilillas liberadas en ésta ocasión llegaron al parque en 2015 (el macho), en 2017 (la hembra) fueron seleccionadas para su liberación mediante el estudio de la biología de su especie y el comportamiento de estas dos aves dentro de nuestras instalaciones. Es importante denotar que ambas Aguilillas han mostrado un emparejamiento natural, lo que significa una ventaja de supervivencia en vida silvestre.

Por último, paso seguido a la liberación se llevará a cabo el monitoreo de las aves. Se les colocó un transmisor de Telemetría, cuya trasferencia de señal se puede llevar a cabo de 18 a 22 meses continuos, teniendo un alcance de hasta 25 kilómetros de la antena transmisora (colocada en el aguililla) y de la antena receptora de señal (que tendrá el equipo de monitoreo de Reino Animal).

Obteniendo al menos 6 meses de información del seguimiento y supervivencia de la pareja de aguilillas, podríamos asegurar que la liberación fue un éxito.

La pareja de aguilillas cola roja se habrán adaptado a la vida silvestre cubriendo sus necesidades, garantizando su sobrevivencia y conservación de su especie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here