Inicio Estado de México IMSS México-Oriente advierte que cigarros electrónicos no reducen daños a la salud

IMSS México-Oriente advierte que cigarros electrónicos no reducen daños a la salud

934
0
  • Un dispositivo contiene lo mismo que un cigarro tradicional, por lo que el daño  físico es el mismo para el cuerpo, especialista

Naucalpan, Edoméx.- Con 15 años de uso en el mercado, “vapear” o aspirar vapor de cigarrillo electrónico pudiera para muchos brindar imagen o status, pero lo cierto es que abre una puerta a enfermedades letales como la neumonía o al cáncer de pulmón, así lo señaló la doctora Alma Rosa Ortíz Aguirre, especialista en neumología del Hospital General Regional número 72 en Tlalnepantla, de IMSS Edomex Oriente.

No se sabe realmente  qué sustancias contiene además de la nicotina, pero al tratar de ser una especie de puerta para dejar de fumar, “contiene en menor grado los mismos tóxicos que el cigarro, por lo que al final al aspirar de manera más profunda, el daño queda marcado en el cuerpo del fumador”, señaló la doctora.

La especialista indicó que los cigarrillos electrónicos, en apariencia, tienen menor cantidad de sustancias dañinas, pero que al existir más de 460 tipos en el mercado “no sabemos realmente lo que se está consumiendo”.

Explicó que ha habido un incremento de casos de enfermedades cardiacas en un 56 por ciento que pudieran estar relacionados con el uso de ese aparato que pueden degenerar en infarto o enfermedades coronarias, además de un 30 por ciento en derrames cerebrales.

“Nos faltan estudios que posiblemente sean a largo plazo para determinar cuál es el daño real, quizá en 20 años se puede determinar, pero al contener lo mismo el electrónico y el tradicional, el daño es muy similar, por ello lo más recomendable es no fumar”, dijo la doctora.

Ortíz Aguirre consideró que por la manera de uso, se hace más grave el problema de adicción, porque además de la nicotina “al desconocer qué tipo de ingredientes o sustancias químicas contiene para la elaboración de los saborizantes, no se sabe que efectos causen en el organismo; otro punto malo es que no existe una regulación en cuanto a lo que se utiliza para fabricarlos”.

Regularmente el cigarrillo electrónico se usa en lugares con letreros de “libre de humo de tabaco”, pero la especialista indica que en la legislación “dice que está prohibido el consumo de cigarro y otros derivados del tabaco o de nicotina, por lo que ahí entraría la prohibición, sin menospreciar que el fumador pasivo de cigarrillo electrónico es igual al que recibe el humo del tabaco”, señaló.

Este tipo de “vapeo” -aspiración de vapor- llega a producir problemas a nivel pasivo, las enfermedades que se adquieren son asma, broncoconstricción y cáncer pulmonar -al contener sustancias químicas como nitrosamina y aldehídos- y por el calentamiento necesario para el uso de los dispositivos se han dado casos de neumonías lipídicas.

Por último, la doctora Alma rosa Ortíz Aguirre  alertó a los padres de familia a que no descuiden a los jóvenes, “porque pese a que su venta es para mayores de 18 años, por internet cualquier joven puede adquirirlo y sólo por moda, aquellos que no fumaban lo usan y se hacen adictos a la nicotina, llegando al final a consumir el tabaco tradicional, fumar no es un hábito, no es costumbre, es algo adictivo, y al ser una adicción es una enfermedad, como cualquier otra pude tener un desenlace mortal”.