• Falta voluntad política de actores y hay opacidad en el funcionamiento de los sistemas.

Toluca, México.- Al menos 18 leyes requieren ajustes y modificaciones para garantizar la eliminación de todas las violencias contra niñas y mujeres, señaló la diputada Mónica Álvarez Nemer, presidenta de la Comisión Especial para las Declaratorias de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por Feminicidio y Desaparición.

Durante la reunión de trabajo de comisiones legislativas con representantes de la iniciativa Spotlight de ONU-Mujeres, la legisladora recordó que el Estado de México encabeza los primeros lugares de violencia contra las mujeres: de enero al 17 de noviembre de este año, se han iniciado 118 carpetas de investigación por feminicidio.

Sin embargo de las denuncias iniciadas, 77 se encuentran en trámite, 40 de ellas judicializadas, y sólo se cuenta con 4 sentencias condenatorias, lo que refleja la tolerancia de la violencia, falta de atención, injusticia e impunidad del actual sistema.

“Reconocemos que sumando esfuerzos y acercándonos a la asesoría de los especialistas de la Iniciativa Spotlight, esta Legislatura, desde el ámbito legislativo, puede transformar la vida de niñas, adolescentes y mujeres, quienes tenemos el derecho a vivir con dignidad”, apuntó Álvarez Nemer.

Explicó que un grupo de trabajo de asesores de los diputados integrantes de la Comisión Especial, analizó la legislación estatal relacionada con los derechos de las mujeres y niñas para detectar disposiciones que menoscaben o anulen sus derechos, y proponer su mejora.

Y seleccionaron 18 leyes estatales que tienen mayor impacto en la protección de los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres, entre las que se encuentran: la de Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, Ley de Igualdad de Trato y Oportunidades entre Mujeres y Hombres, Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, ley de Defensoría Pública, Ley para Prevenir, Combatir y Eliminar Actos de Discriminación, Ley de Salud y Ley de Víctimas

Entre las observaciones realizadas se detectó que la definición de violencia de género no hace referencia a la muerte, no se considera la violencia simbólica como un tipo de violencia, no se considera la ejercida mediante las Tecnología de la Información aunque ya se presentó una iniciativa al respecto.

Tampoco se hace referencia al derecho que tienen las mujeres a no ser sometidas a ningún tipo de tortura, ni se habla del lenguaje sexista, no considera a la violencia familiar como una causa para la pérdida de la patria potestad y no se considera la violencia que pueden sufrir las mujeres docentes proveniente del estudiantado. Además hay ambigüedad en la definición de acoso y hostigamiento sexual y la definición de violencia institucional es confusa.

Mientras que la Secretaria de la Mujer, no tiene como objetivo apoyar la coordinación entre las instituciones federales para capacitar a su personal en materia igualdad entre mujeres y hombres, siendo esta la instancia adecuada para ello.

Nayeli Sánchez Macías, coordinador de Spotlight en ONU-Mujeres señaló que harán un trabajo coordinado con los legisladores para atender los temas prioritarios y buscar eficiencia legislativa, que permita avanzar en el actual periodo y el siguiente, y hacer una alianza legislativa a favor de las mujeres por una vida libre de violencia.

David Piña, Grupo de Acción del Derechos Humanos y la Justicia social, explicó que un análisis realizado con organizaciones, detectó que falta articulación social, no se conoce ningún reglamento municipal para la ley de violencia, no sesionan los sistemas de igualdad y de violencia estatales, y en los municipios los agresores están sueltos, pues no se aplican las órdenes de protección o medidas de seguridad para las mujeres.

Además recomendó como prioridad trabajar en la falta de voluntad política de actores gubernamentales, opacidad en el funcionamiento de los sistemas, comportamiento irresponsable de funcionarios, populismo penal, disminuida incidencia local y debilidad reglamentaria.

Spotlight propuso tomar medidas urgentes para impactar en el tema de feminicidio, feminicidio infantil, violencia familiar, desaparición de niñas y mujeres, violencia sexual, huérfanas y huérfanos de mujeres víctimas de feminicidio y en responsabilidades administrativas con perspectiva de género.

La Comisón Especial acordó intercambiar las propuestas de reformas legislativas y continuar con las mesas de trabajo con secretarios técnicos, además de firmar un convenio en el marco de los 16 Días de Activismo en contexto con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La diputada Mariana Uribe Bernal, presidenta de la Comisión para la Igualdad de género aseguró que la Legislatura tiene toda la disposición para empezar a analizar el paquete de reformas e instalar las mesas de trabajo y reiteró el compromiso del Grupo Parlamentario de Morena para impulsar los cambios legales que se requieren para frenar la violencia contra las mujeres en la entidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here