Inicio Estado de México En Nueva Normalidad, estados deben invertir en pruebas Covid

En Nueva Normalidad, estados deben invertir en pruebas Covid

172
0
Los gobiernos locales tienen más claro el panorama respecto a la ocupación hospitalaria y a los hábitos de la población, y tendrán el dilema de tomar decisiones entre la economía y la salud. Sin duda los costos políticos, sociales y económicos para algunos de ellos serán incuantificables.

ECATEPEC, MÉXICO.- Ante el inicio de la etapa de regreso a la Nueva Normalidad en el país, la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) llamó a los Gobernadores a invertir en pruebas Covid19 para la población, con la intención de conocer el número de personas contagiadas y aislarlas, pues el índice de enfermos y fallecidos sigue siendo alto.

El director general de la agrupación, Francisco Cuevas Dobarganes consideró que la medida de regresar a la Nueva Normalidad, fue precipitada pues 31 entidades federativas permanecen aún en semáforo rojo por los niveles de contagios y fallecimientos, y solo Zacatecas se encuentre en amarillo.

“Las medidas que se tomaron durante la campaña de la “Sana Distancia” que de alguna manera fueron voluntarias para la población, pero obligatorias para las empresas formales no esenciales, no fueron suficientes para contrarrestar los contagios, sin embargo ha sido tal el daño a la economía, que quizás por ello el Gobierno Federal le endosó la responsabilidad de tomar decisiones a los gobiernos locales respecto al regreso a las actividades”, sostuvo el líder empresarial.

Los gobiernos locales tienen más claro el panorama respecto a la ocupación hospitalaria y a los hábitos de la población, y tendrán el dilema de tomar decisiones entre la economía y la salud. Sin duda los costos políticos, sociales y económicos para algunos de ellos serán incuantificables.

Para UNIDEM, el problema que vive nuestro país es muy grave, toda vez que continúan los contagios a gran escala y la economía ya tuvo un daño que en algunos sectores costará miles de empleos y empresas; el efecto en la recaudación también será muy importante.

“No se trata de encontrar culpables ante esta situación, quizás hubiera sido mejor adoptar una postura más restrictiva como se hizo en algunos países, en donde se paró la economía totalmente y se obligó a todos a permanecer en casa. El en caso de México, entendemos que no era tan sencillo, ya que la mayor parte de las familias “van al día” en sus gastos, pero hubiera sido más barato para el gobierno financiar ayuda alimenticia durante dos meses que perder tanta actividad económica y sin resultados contundentes”, destacó Cuevas.

Lamentó que pese a los altos niveles de contagios, persista gran cantidad de familias con niños que siguen saliendo como si no pasara nada; como el fin de semana donde en varios puntos de la Zona Metropolitana hubo largas filas en cajeros, con más de 50 personas, sin sana distancia, algunos de ellos sin cubrebocas en un espacio no mayor a 40 metros cuadrados.

“Es una clara muestra de que la población aún no ha entendido la gravedad el problema. El que nadie hiciera nada para evitarlo, habla de una apatía generalizada que sin duda nos costará a todos”, indicó.

Francisco Cuevas consideró que cada gobernador debe plantear una estrategia viable, que permita minimizar los costos en la salud y la población, y para cada región se deberá de dar un trato diferenciado para tratar de salir lo más rápidamente posible del problema.

“Cada estado debería de invertir en pruebas de COVID, para conocer el número de personas contagiadas y aislarlas, y también para saber la cantidad que ya contrajo el virus y no lo supo, es decir que ya fueron contagiadas, ya lo superaron y de alguna manera ya cuentan con inmunidad. El conocer a ese tipo de personas, ayudará en el primer caso a evitar más contagios y en el segundo a saber que personas ya no podrán contraer la enfermedad y que podrían hacer actividades normales y hasta donar plasma para ayudar a las personas enfermas”, reiteró el director de UNIDEM.

Concluyó que la realidad de México es completamente distinta a la de países tales como China, Italia, España, Alemania o Francia, pues aunque allá cometieron errores, vivieron procesos más restrictivos y por ello ya tienen curvas de contagio y de fallecimientos muy controladas. El tratar de homologar los tiempos en la reactivación de las actividades escolares, económicas, sociales y de gobierno con aquellos países, sería criminal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here