TOLUCA, MÉXICO.- “Tenemos que reconquistar nuestra posición frente a los ciudadanos”, señaló Ildefonso Guajardo Villarreal, invitado especial del programa en línea Capacítate Desde Casa del Instituto Reyes Heroles (IRH) filial Estado de México.

“Nuestro reto va a ser ciudadanizarnos, entender las nuevas dinámicas de la complejidad, de lo que espera la sociedad de nosotros y ser un partido que realmente perfile personajes en todos los niveles de responsabilidad que respondan a esa exigencia social”, destacó.

A pregunta expresa de Alejandra Del Moral Vela, Presidenta estatal del Partido Revolucionario Institucional, sobre el reto del partido frente a la elección de 2021,  y quien le dio la bienvenida al programa, el exsecretario de Economía del sexenio anterior destacó que mucho de lo que hoy es institucionalmente México es gracias al trabajo de priistas responsables que han aportado soluciones; sin embargo, “lo que la gente demanda no es que le platiques lo que hiciste atrás, sino lo que vas a hacer hacia delante”.

Durante la transmisión de Facebook Live del PRI Estado de México, moderada por José Luis Palacios Arzate, dirigente estatal del IRH, resaltó que “si seguimos los esquemas de siempre con acuerdos cupulares insensibles ante la decisión de la gente, ni el PRI ni ningún otro partido político tendrá futuro. Si nos abrimos a responder a la demanda social, podríamos construir, sin duda, un renacimiento del partido.

Puntualizó que caminando, platicando con la gente y escuchando su problemática es como se piensa en políticas públicas que tengan respuestas. “En el escritorio, en arreglos cupulares, nunca vas a llegar a las soluciones”, apuntó.

Del Moral Vela expresó su coincidencia con Ildefonso Guajardo en que hoy los candidatos tienen que aprender a trabajar en la calle, conocerla y sentirla. “Siempre he dicho que para poder gobernar te tiene que doler también lo que pasa y ser empático con la ciudadanía”, añadió.

Los priistas tenemos que cambiar de actitudes, renovarnos y entender que la gente nos está exigiendo, que los escuchemos y atendamos, subrayó la líder estatal.

Al exponer el tema Economía Después de la Pandemia, Guajardo Villarreal detalló que México es uno de los países con peor expectativa de reactivación y de crecimiento porque, entre otros factores, es una de las economías más conectadas al mercado exterior y, sobre todo, “porque la no intervención contracíclica desfavorece las expectativas claramente de los inversionistas y ello hace tener menor confianza en una recuperación”.

“De haber tenido una intervención de tres puntos del PIB, que es fácilmente digerible para los tomadores de decisiones, hubiéramos contenido una caída que ahora se prevé entre un 11 y 10 por ciento del Producto Interno Bruto. Esa caída pudo haber sido contenida a 5 por ciento, y eso hace una gran diferencia”, añadió.

El exsecretario de Estado dijo que se necesita claramente la intervención del gobierno para apoyar al sector formal de la economía, no para rescatar empresas sino para rescatar empleos “para volvernos a enganchar en la senda del crecimiento, esto es un punto clave”.

Advirtió que aquella población que no está definida hoy en la línea de pobreza ante la falta de empleo puede caer en ese renglón que, según estimación de abril del INEGI, el impacto formal e informal podría ser de entre 9 y 12 millones de desempleados. “Se está considerando que solo en el año 2020 en tránsito al 2021 podrían estarse incorporando mínimo 10 millones de mexicanos más bajo la línea mínima de bienestar, considerados ya en la pobreza”.

Ildefonso Guajardo enfatizó que el grave problema es que la intervención del gobierno federal se ha dirigido a sectores vulnerables y se ha dejado desprotegida a la población económicamente activa tanto formal como informal. Lo que se requeriría, afirmó, es un mecanismo de apoyo de corto plazo, como en otros países, de dos a seis meses para darle un respaldo de subsistencia a negocios que esperan la reactivación de la economía.

Señaló que para dimensionar el impacto y aceleración de la crisis económica, solo en seis semanas: la mitad del mes de marzo y todo abril, ha habido una pérdida de 753 mil empleos. Consideró que la caída económica ha sido brutal y la recuperación será gradual.

Tras abordar otros temas como el pacto federal, el emprendedurismo en época de pandemia, las jubilaciones y el turismo, agregó que en México hay regiones diferenciadas donde la población ya no soporta económicamente el aislamiento y el reto es cómo incidir en que la apertura hacia la reincorporación al trabajo sea cuidadosa y responsable.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here