Por: Daniel Lozada Gallegos
Heraldo Estado de México

Acolman, Edoméx.- El acarreo del material para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en los próximos meses se acelerará gracias a la implementación del Proyecto de Apoyo Ferroviario del NAICM, que estará a cargo de la empresa concesionaria del Ferrocarril  Ferrovalle.

Aunque pareciera innovador, lo cierto es que desde antes del inicio de la construcción de la nueva terminal aeroportuaria se contemplaba este proyecto que acelerará las obras en Texcoco.

Una de las principales causas de la demora en su construcción se debió a las complicaciones para adquirir los derechos de vía  que incluyeron la compra de los derechos, la construcción de un paso a desnivel carretero, la vía y los materiales para su operación.

De acuerdo con Erich Wetzel director general de Ferrocarril y terminal del Valle de México (Ferrovalle) el costo de la obra pasó de los 860 millones de pesos a los mil 500 millones de pesos.

Un ramal para el aeropuerto

El proyecto detalla que se construirán 11 kilómetros de vía desde un ramal de la línea de Ferrovalle que pasa en la comunidad de Tepexpan en el municipio de Acolman para que se conecte al patio de descarga del nuevo aeropuerto.

De estos 11 kilómetros siete serán paralelos a la autopista Pirámides-Ecatepec con un cruce en la carretera Lechería- Texcoco donde se construirá un paso a desnivel  y un cruce en el Rio San Juan, se construirán 8.6 kilómetros de vías del patio de descarga y seis sistemas para descarga y centro de acopio del material pétreo.

Al entrar en operación el tren llevará el material que se utilice para construir las pistas 2, 3 y 6 así como para las plataformas de rodaje y el edificio terminal transportando entre 25 y 30  millones de metros cúbicos de material

Minas identificadas

Es de llamar la atención que las entidades del gobierno federal aseguren desconocer la existencia de bancos de material pétreo en la región del Valle de Teotihuacán cuando en el proyecto que presentó Ferromex en el 2015 se detalla que a 250 kilómetros de la terminal aérea se tienen identificadas un total de 547 minas de basalto, mientras que de tezontle hay al menos 50.

En el proyecto presentado la identificación de las minas es precisa en cuanto a lugar al estar marcadas en color verde y se diferencian en 250, 150 y 50 kilómetros a la redonda del NAICM

El estado actual

Si bien es cierto el proyecto del ferrocarril lleva meses de atraso, en los últimos días hay avances importantes en el caso del ramal de la autopista ya se están colocando los durmientes de concreto y los rieles.

Mientras tanto en los límites de los municipios de Axapusco y Nopaltepec en las inmediaciones de una estación de ferrocarril conocida como “Palmillas” se trabaja a marchas forzadas pues ahí será una de las terminales de descarga donde llegarán los tráilers de material para llenar las góndolas del ferrocarril.

En las minas se contará con grúas de cuchara de 25 toneladas cada una lo que permitirá cargar un camión en tan solo tres minutos.

El punto de descarga tendrá 6 vías, cada una de 50 metros de distancia de separación para la correcta operación del retiro del producto.

Estación de carga Campero

En semanas pasadas, explicaron los ejidatarios de la Comunidad de San Marcos Tlaxuhilco perteneciente al municipio de Otumba que les dieron a aviso de los inicios de los trabajos de construcción de la Estación de Carga Campero.

Ubicada a nueve kilómetros de la comunidad dentro de los terrenos ejidales conocidos como “El Potero”, donde al igual que en los casos anteriores hay destrucción de especies endémicas de la región y carecen de los permisos de impacto ambiental necesarios para poder construirla.

“A nosotros solo nos avisaron que hay órdenes de arriba y que la construcción tenía que realizarse nos guste o no”, explicó Marcelo Ojeda habitante de la citada comunidad.

Durante un recorrido por el lugar se observó que los trabajos han iniciado y se están colocando las estructuras para colocar las rampas que permitirán a los trailers vaciar su contenido en las góndolas del tren.

Sin embargo, faltan por construir los caminos por donde los transitarán los trailers por lo que se espera que en los próximos días llegue maquinaria adecuada para iniciar el desmonte y acondicionamiento de los caminos.

Actualmente, los trailers utilizan los caminos saca cosechas por lo que es constante el tránsito de estos vehículos con maquinaria utilizada para cosechar cebada.

Finalmente los pobladores de la comunidad aseguraron que ya nada se puede hacer para detener la destrucción de los cerros que de acuerdo a los especialistas en materia ecológica podría causar algunos cambios en el microclima de la región.

Autopista y problemas

La construcción de la autopista Texcoco-Pirámides, es una de las principales obras de la red vial de equipamiento del NAICM. Inició hace casi tres años y prevé conectar las Autopistas México-Pirámides y Peñón Texcoco además del corredor México-Tuxpan,  con la terminal aérea.

Los campesinos del FPDT han acusado a las empresas CIPSA y Pinfra por invadir con la obra decenas de hectáreas de los ejidos de Tocuila, San Felipe, Santa Cruz de Abajo, la Magdalena, Francisco I Madero, Atenco, Acuexcomac y Nexquipayac.

En Tocuila, Atenco y Nexquipayac mantienen denuncias penales y juicios de amparo demandando parar la obra, respeto a sus tierras y por las agresiones sufridas. Incluso cuentan con una suspensión definitiva otorgada por el juzgado de distrito que ha sido pasada por alto por las empresas. La edificación de la autopista continúa manteniendo latente el riesgo de un conflicto mayor en la zona.

Despojo de tierras

Los ejidatarios se han opuesto al despojo de sus tierras y en innumerables ocasiones han protestado e instalado plantones para detener la obra, pero han sido confrontados por grupos de golpeadores, que los han desalojados utilizando incluso armas de fuego.

Información tomada del Heraldo Estado de México http://hgrupoeditorial.com/Articulos/Articulo/4532/1/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here