Ecatepec, Edomex.- Nelli y Adriana, compartieron experiencias con más de un centenar de alumnos de la Universidad Politécnica del Valle de México, pero no gustos o inquietudes, sino la tragedia de haber sido víctimas de trata de personas sujetas a explotación sexual, luego rescatadas por autoridades y apoyadas por una fundación que hoy permite que reconstruyan sus vidas.

La Unión de Industrial del Estado de México (UNIDEM) organizó el primer Foro de Prevención Social y el Delito de este año, con ponentes de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana y el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, así como de la Fundación Karla de la Cuesta.

Manuel Bautista López, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de UNIDEM recordó que la responsabilidad social de las empresas incluye atender los factores de riesgo que pueden afectar a los jóvenes mexiquenses por eso decidieron continuar pláticas de prevención con apoyo del gobierno estatal en escuelas de nivel medio superior.

De acuerdo con la activista Karla de la Cuesta, la trata de personas es el segundo delito más redituable después del narcotráfico, y el método más común de enganche son las redes sociales, a través de ofrecimientos de fama, trabajo y amor, cuyas víctimas son principalmente menores de edad.

 “Es impactante que chicos de nivel universitario no saben nada de trata de personas, esta invisibilidad hace que seamos más vulnerables; el tratante siempre va a generar un vínculo de trabajo, de amor, de familia, luego buscará aislarte ara luego manipular y someter”, señaló la activista.

Agregó que los principales estados con situaciones de trata de personas con Puebla, Chiapas, Estado de México y Ciudad de México, principalmente la Zona Metropolitana y municipios con alerta de género como Tecámac, Ecatepec, Naucalpan, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, Chalco, Valle de Chalco, Ixtapaluca, Toluca.

Elizabeth Ramírez Peñaloza, jefa del Departamento de Vinculación y Organización Social de la CES habló de la problemática de violencia de género que enfrentan las mujeres y que puede iniciar en el noviazgo con una pareja que ataca la autoestima, insulta, chantajea, revisan celulares, redes sociales y controlan los tiempos y amistades.

Agregó que la edad promedio para el acoso se reduce a los ocho años, 4 de cada 10 historias de acoso fueron abusos sexuales, el 47 por ciento de agresiones ocurrió en la calle, pero el 53 fue en casa, trabajo o escuela.

Ramírez explicó que la CES promueve una campaña para reducir el acoso sexual callejero, en transporte o sitios públicos, a través de denuncias al 911, mientras que los casos de violencia de género se pueden denunciar en la Línea sin Violencia al 01800 108 4053 del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here