• “Me siento plena y feliz porque a pesar del tiempo me di cuenta que puedo interactuar todavía con la juventud y estar a la par”, dijo.

Ciudad de México.- Elvia Martínez Reséndiz es estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Sur, de la UNAM; pertenece a la generación 1982, y luego de casi cuatro décadas regresó para concluir su bachillerato. Es una oportunidad que le brindó la vida, porque siempre le gustó estudiar, dijo.

Ella tomó la decisión de concluir este ciclo cuando una de sus sobrinas le preguntó si se había dado de baja; entonces se dio cuenta de que su situación escolar le permitía continuar, y su emoción no tuvo límites.

Recibió apoyo de sus maestros, lo que le permitió realizar sus trabajos, tareas y proyectos. Ha realizado su servicio social en diferentes opciones técnicas como análisis clínicos, administración, desarrollo infantil y urgencias médicas.

“Me siento plena y feliz, porque a pesar del tiempo me di cuenta que puedo interactuar todavía con la juventud, y puedo a estar a la par”, compartió Elvia.

Su siguiente paso será ingresar a la carrera de Medicina en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala. Aunque algunos familiares le han dicho que en caso de ingresar ya no podrá ejercer, ella responde orgullosa que lo hace por satisfacción.

Elvia, de 63 años de edad, envió un mensaje a los estudiantes: “Los invito a que sigan sus aptitudes: si les gusta algún oficio, la escuela, el deporte, no se estanquen, porque siempre hay una oportunidad, no importa la edad. Siempre hay un mañana y definitivamente los invito a que sigan todo aquello que no hicieron, y a hacer lo que les guste”.

Artículo anteriorPresentan en la UNAM proyecto de educación en línea para negocios rurales
Artículo siguienteCon la actitud de no permitir que se apruebe la nueva reforma educativa, la CNTE estaría apoyando la reforma de Peña Nieto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí