El ambiente de amenazas e intimidación provocado por Mario Cervantes Palomino, duró por más de cuatro horas en el exterior de la sede partidista, en el que imperó desde las 9 de la mañana hasta después de la 1 de la tarde, la violencia y descalificación contra quién opiné respecto a sus intereses personales y de grupo.

Ecatepec, México.- Mario Cervantes Palomino, actual dirigente de Nueva Alianza en el estado de México, enloquecido de poder atentó contra la democracia y los principios de mencionado instituto político, acusaron delegados excluidos de la convocatoria.

Tras perpetuar un «portazo» en las oficinas que alberga la sede estatal de Nueva Alianza en el municipio de Ecatepec, Mario Cervantes Palomino, en compañía de gente armada y extraña al partido, por más de cuatro horas impidió que consejeros que no comparten sus ambiciones políticas pudieran ingresar al consejo estatal al que convocó el ambicioso dirigente.

El ambiente de amenazas e intimidación provocado por Mario Cervantes Palomino, duró por más de cuatro horas en el exterior de la sede partidista, en el que imperó desde las 9 de la mañana hasta después de la 1 de la tarde, la violencia y descalificación contra quién opiné respecto a sus intereses personales y de grupo.

De acuerdo a consejeros de mencionado instituto político que fueron segregados por el dirigente para dicho consejo político al que calificaron como «nulo» por carecer de representación, Cervantes Palomino, pretendía de acuerdo a su orden del día, la reelección de las carteras de Jóvenes y Mujeres, al tiempo de dar un «albazo», para poder convocar en el futuro inmediato a un Consejo Extraordinario pero de manera virtual.

«Lo que pretende el enloquecido y desesperado dirigente es perpetuarse en la dirigencia del partido, sin importarle el estatuto», denunciaron delegados que decidieron no participar en clima de violencia que promovió Cervantes Palomino.

Así mismo, expresaron que desde hace dos meses, el acoso político y la flagrante violación a libertad de opinión al interior de los consejeros, se incrementó de parte de su «vástago» , Mario Cervantes Montero, el que por cierto logró imponer para ser regidor en el municipio de Ecatepec, para el periodo 2022-2024.

Los denunciantes, aseguraron que Mario Alberto Cervantes Palomino y su vástago, al ver que se encuentra en peligro su «minita de oro», llevaron golpeadores armados para secuestrar el inmueble de dicho instituto político.

A decir de militantes de el partido turquesa, quien en verdad pretende llevar las riendas de Nueva Alianza, es el hijo, Mario Cervantes Montero, quién hace todo lo posible por qué su padre se perpetúe en el cargo que debe dejar en febrero próximo.

Por ello, el dirigente y su hijo al más puro estilo de la vieja política «priísta», con golpeadores armados y a puerta cerrada, eso sí con cientos de personas «que ni siquiera sabían a qué iban», llenaron el espacio y sin consultar al consejo político del Partido de Nueva Alianza, impusieron su pretensión de ampliar la representatividad en las dos carteras arriba mencionadas para mantener el control del Partido.

Finalmente, cabe señalar que desde un inicio de su gestión, se vieron las negras intenciones de esta persona y supuesto dirigente del PANAL, por lo qué advirtieron que tomarán acciones para no dejar que estos sujetos se apropien del partido.

Artículo anteriorSala superior del TEPJF última instancia para decidir quién gobierna Coacalco
Artículo siguientePolicía Montada de Ecatepec rescata a un caballo que galopaba desorientado sobre la carretera México-Pachuca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí