La violencia contra la mujer, es la persistencia de desigualdades, la discriminación y el menosprecio, la agresión física, sexual, verbal, psicológica; manifestándose en diversos ámbitos de la vida social, laboral, familiar y política.

Por. Alejandro Galicia 

La violencia contra la mujer, es la persistencia de desigualdades, la discriminación y el menosprecio, la agresión física, sexual, verbal, psicológica; manifestándose en diversos ámbitos de la vida social, laboral, familiar y política.

Contamos con diversos marcos jurídicos que refieren y hacen alusión a la violencia, esto se encuentra regulado en nuestro codigo penal, así como en la Ley General de Acceso de las Mujeres una vida libre de violencia, también se encuentra la declaración universal de los Derechos Humanos aprobada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1948, en sus articulos 16 y 25; también se encuentra regulado por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de fecha 20 de mayo de 1981, en sus articulos 10 y 23 del citado pacto con antelación, asimismo, en la Convención Americana de los Derechos Humanos publicada en San José Costa Rica, el 22 de noviembre de 1969, en sus articulos 17 y 32, aunado a lo anterior, por lo que respecta a un orden de corte constitucional, se encuentra regulado en el artículo 4to.

De las normas legales citadas con antelación, mismas que resultan ser obligatorias de acuerdo a lo sancionado por los articulos 1 y 133 constitucionales, lo que trae como consecuencia que el Estado Mexicano esté obligado a proteger, tutelar y salvaguardar a las mujeres de una vida libre de violencia, garantizando en todo momento la igualdad entre el varón y la mujer, asi como los estándares de paridad, equidad e igualdad que debe de permear en los grupos vulnerables.

Tal y como se indicó en un inicio, la violencia que existe sobre las mujeres no solamente es de corte físico, sino, también, existe violencia psicológica, económica, social y familiar, este tipo de violencias no pueden ni deben ser justificadas por el generador de violencia, ni mucho menos por el receptor de violencia.

La violencia puede ser generada por una conducta de acción u omisión, es necesario que a quien se atribuye el carácter del sujeto generador de violencia familiar lleve a cabo una conducta, sea positiva o negativa. La conducta positiva implica la realización de una acción, es decir, un obrar o hacer, como puede ser: golpear, insultar, humillar, etcétera, a uno de los miembros de la familia.

Por su parte, la conducta negativa se traduce en una omisión, es decir, en la abstención intencional de obrar. Se trata del no hacer lo que debería hacerse, de no llevar a cabo, de manera premeditada un acto que, conforme a la norma, debe realizarse, produciéndose, como consecuencia, un daño a otra persona.

De lo anteriormente precisado, debemos tomar en consideración que nos encontramos en pleno siglo XXI, que las cuestiones autoritarias de abuso sociales de ciertos grupos de poder hacia las mujeres, no debe ni puede seguir formando parte de un escenario social, debemos erradicar la violencia contra las mujeres, y la mejor forma de hacerlo, es inculcar valores, como lo son: respeto, honestidad, educación, solidaridad, apoyo mutuo.

Para concluir, me permito decirles que nosotros como ciudadanos debemos de ser incluyentes, debemos de actuar con respeto, paz y tolerancia, afrontar de forma efectiva, las adversidades sociales que se presentan, y esto lo podemos hacer y lograr en la medida que nosotros nos comprometamos a inculcar valores a nuestros hijos, porque no solo son el futuro de México, sino que también son el presente, en la medida que nosotros asumamos protagonismo y compromiso, con nosotros mismos y con nuestra familia, pondremos lo que nos corresponde, hacer y tener una mejor forma de vida, si cada uno de nosotros acogemos consciencia, lograremos que las cosas
sucedan, y solo asi, juntos lograremos erradicar la violencia contra las mujeres.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here