• El sentenciado y otros sujetos participaron privaron de la libertad a la víctima con la finalidad de robarle su vehículo.

Ixtapaluca, México.- El Representante Social de la Fiscalía Especializada de Secuestro Zona Oriente, de esta Fiscalía General de Justicia Estatal (FGJEM), obtuvo una sentencia condenatoria de 50 años de prisión para Jairo Martínez León, tras acreditar su participación en el delito de privación de la libertad, en la modalidad de secuestro exprés.

Luego de revisar los elementos de prueba recabados y aportados por el Ministerio Público, un Juez con sede en Chalco dictó esta condena para Martínez León, además le fijó multas de 301 mil 960 pesos, 20 mil 533 pesos como reparación del daño moral y 63 mil 502 pesos como reparación del daño material, aunado a que sus derechos y civiles y políticos quedaron suspendidos.

Este ilícito acontecido el día 1 de noviembre del año 2017, cuando tres personas se hicieron pasar por pasajeros y abordaron una unidad de transporte público, conducida por la víctima. Esta acción ocurrió en calles de la Ciudad de México, calles adelante estas personas amagaron al chofer, en tanto que Jairo Martínez León conducía un automóvil tipo Tsuru, con el cual le cerró el paso al vehículo de servicio público.

Los probables partícipes amenazaron a la víctima y por la fuerza lo pasaron a los asientos traseros de su vehículo de servicio público, a bordo del cual lo ataron de pies y manos. Después uno de los involucrados tomó el control del vehículo y condujo a la colonia Geovillas de Santa Bárbara, en el municipio de Ixtapaluca.

En ese lugar bajaron a la víctima y la subieron a otra camioneta, finalmente la hicieron que abordara el vehículo Tsuru conducido por el ahora sentenciado. Este sujeto trasladó al conductor secuestrado hasta el kilómetro 35, de la carretera federal México–Puebla, a la altura de las minas El Milagro, de la colonia La Cañada, donde lo abandonó.

Cabe mencionar que Jairo fue detenido por elementos policiacos, quienes realizaban una movilización en la zona, por lo que fue presentado ante el Agente del Ministerio Público, quien inició una indagatoria por el delito de privación de la libertad, en la modalidad de secuestro exprés, cuando para ejecutar el delito de robo se prive de la libertad a otro, con las agravantes de cometerse por un grupo de dos o más personas y con violencia.

Posteriormente fue ingresado al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Chalco, donde quedó a disposición de un Juez, quien previo proceso legal, le dictó esta condena.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here