El ingeniero García Rodríguez recordó que la pandemia del Covid-19 ha causado la mayor irrupción que ha sufrido nunca la educación en nuestro país y en el mundo, pero recordó que la sociedad mexicana ha salido adelante de eventos traumáticos históricos.
  • Chiapas, Oaxaca, Veracruz, ciudad de México, Hidalgo, estado de México, Puebla, Michaocán, Guanajuato, Baja California Sur, algunas entidades afectadas.

Ciudad de México.- El gobierno federal debe hacer un esfuerzo mayor para garantizar el derecho a la educación de miles de alumnos incluidos en los grupos vulnerables, así lo afirmó la Confederación Nacional de Profesionistas y Jóvenes de México (Conapro).

Su presidente, Silvio Octavio García Rodríguez afirmó que entre los estudiantes vulnerables están los alumnos discapacitados, de comunidades minoritarias o desfavorecidas, desplazados, refugiados y aquellos ubicados en zonas remotas que, incluso, carecen de energía eléctrica, entre otros muchos más.

Mencionó comunidades ubicadas en Chiapas, Oaxaca, Veracruz, ciudad de México, Hidalgo, estado de México, Puebla, Michaocán, Guanajuato, Baja California Sur, Sonora, Durango, Sinaloa, entre otras, donde predominan estas características.

“La educación es la clave para el desarrollo personal y el futuro de las sociedades. Abre oportunidades y reduce las desigualdades. Es un eslabón importante para consolidar la democracia en México, ya que constituye los cimientos para construir sociedades informadas y tolerantes”, apuntó.

El ingeniero García Rodríguez recordó que la pandemia del Covid-19 ha causado la mayor irrupción que ha sufrido nunca la educación en nuestro país y en el mundo, pero recordó que la sociedad mexicana ha salido adelante de eventos traumáticos históricos.

Es cierto que antes de la pandemia por el Covid-19 sufrimos una crisis en materia de educación, un número inaudito de deserción escolar, pero debemos activar la imaginación cultural y científica para sacar adelante a nuestras generaciones más jóvenes.

“De no hacerlo, tendremos repercusiones sumamente importantes en rubros de nutrición infantil, matrimonio infantil e igualdad de género con preocupantes muy severas. Vivimos un momento decisivo para los niños y los jóvenes de todo el mundo”, expresó.

Sin duda alguna, recordó García Rodríguez, es que, una vez que la transmisión del Covid-19 esté controlada, habrá que devolver a los alumnos a la escuela y las instituciones de enseñanza de la manera más segura posible.

Además que, el trabajo al interior del Congreso de la Unión debe responder al presupuesto para proteger la educación, situación fundamental para que México esté en el centro de los esfuerzos internacionales de solidaridad, desde la gestión de la deuda y las medidas de estímulo a los llamados humanitarios.

“Tenemos una oportunidad generacional de reimaginar la educación y la enseñanza.Podemos dar un salto y avanzar hacia sistemas progresistas que impartan educación de calidad para todos, como trampolín para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Para lograrlo, necesitamos invertir en la alfabetización y la infraestructura digitales, evolucionar hacia el aprendizaje de cómo aprender, revitalizar el aprendizaje continuo y reforzar los vínculos entre los sectores formal e informal de la educación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here