Inicio CDMX Desde el portal

Desde el portal

229
0

Ángel Soriano

No intervención

Aun Carlos Sada no se instala en la embajada de México en Washington y Donald Trump se enfila ya, sin enemigo al frente, rumbo a la Casa Blanca con lo cual echa por tierra la nueva estrategia de la cancillería mexicana para, supuestamente, contrarrestar los ataques del belicoso magnate; otra vez, por supuesto, nos ganó la partida y nuestro flamante embajador elegido para impedir la nominación del acaudalado republicano tendrá que competir con el favorito de los gringos para suceder a Barack Obama.

 En tanto, los ex cancilleres y la actual, Claudia Ruiz Massieu, están encapsulados en el debate si es vigente o no el principio juarista de No Intervención en los asuntos internos de las naciones y, fieles a su pragmatismo, opinan que eso ya pasó a la historia; la guerrerense titular de la SER opina que si no participamos en el concierto mundial, corremos el riesgo de que otro actor ocupe nuestro lugar. Con esa apotegma se lanzó a destiempo para descalificar al magnate neoyorquino y pretender enmendarle la plana a los republicanos.

 Sabiamente el principio de la no intervención en los asuntos internos de los pueblos preveía ese tipo de conflictos: de ninguna manera México debe participar en la política doméstica que sólo corresponde decidir al pueblo y gobierno del país de que se trate, es decir, son los estadunidenses los que deben decidir si hacen o no presidente a Donald Trump, no lo puede decidir la cancillería mexicana ni un embajador plenipotenciario.

 En el pasado, México ya sufrió las consecuencias de la injerencia de la embajada estadunidense a donde acordaba el Presidente en turno. No podemos hacer de las embajadas un instrumento de presión para que los países anfitriones decidan su política de acuerdo a nuestros intereses; por eso Donald Trump enarboló, con éxito, la bandera contra México: sabe que somos pan comido y una embestida brutal, como la que emprendió, lo llevó a ganar, ya de hecho, la candidatura presidencial. Nuestra cancillería ¿todavía afina su estrategia contra Trump?.

TURBULENCIAS

Ex gobernador, chofer de lujo

 Los tuxtepecanos se quedaron sorprendidos cuando despedían al candidato de la Coalición Juntos Hacemos Más (PRI-PVEM-PANAL), Alejandro Murat, y se acercaron a la camioneta que lo transportaba y vieron que el ex gobernador José Murat estaba al volante; también lo saludaron y luego se preguntaron ¿no que estaba en la India?. El célebre ex mandatario no puede, ni podrá, abandonar a su hijo, y menos en los momentos actuales; por lo demás, Alejandro Murat en sus discursos se refiere con mucho respeto hacia sus padres y les reconoce su guía, les reitera su respeto y agradece sus enseñanzas…En tanto el senador Benjamín Robles Montoya se empareja con los punteros en la contienda por la gubernatura de la entidad, al exhibir públicamente las propiedades y cuentas bancarias en el extranjero de sus adversarios. Robles Montoya fue en el sexenio pasado un tenaz opositor del ex gobernador Ulises Ruiz y empujó fuerte la candidatura del actual mandatario, por lo que, quienes lo conocen, saben que puede dar la sorpresa…Carecen de dignidad los dirigentes de los partidos políticos que, en los discursos, resaltan el talento y la creatividad de los oaxaqueños, pero en los hechos, los desprecian y prefieren lo ajeno; así lo demostraron al no dar oportunidad a una paisana o paisano para que condujera el debate, aun con los dislates de la flamante Pérez Cañedo. Generalmente aplauden el mérito ajeno y no el propio…

www.revista-brecha.com

asorianocarrascodesdelportalo@hotmail.com