Inicio Nacional Reducir el sobrepeso y la obesidad infantil en México es posible

Reducir el sobrepeso y la obesidad infantil en México es posible

553
0

Por medio de una convocatoria, Naciones Unidas busca experiencias ejemplares de reducción de sobrepeso y obesidad en escuelas primarias que promuevan una alimentación y entorno saludable, para reconocerlas y hacerlas visibles.

 

Ciudad de México.- ¿Qué tienen en común un huerto escolar y una cooperativa de madres y padres que ofrece alimentos saludables a sus colegios?

Ambas son buenas prácticas para la reducción del sobrepeso y obesidad infantil, prácticas que una nueva convocatoria de la FAO en México está buscando recopilar, difundir y replicar.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016 (ENSANUT), el 33.2% de las niñas y niños, ente 5 y 11 años de edad, que cursan la educación primaria, presentan sobrepeso y obesidad, por ello la Secretaría de Salud declaró en 2016 una emergencia epidemiológica nacional.

La FAO reconoce que las escuelas son un entorno ideal para contribuir a la nutrición y el desarrollo infantil ya que las niñas y los niños llegan a las escuelas a una edad en la cual están formando los hábitos alimentarios y de salud, además de que las escuelas muestran influencia en las familias y la propia comunidad educativa.

Por ello la Oficina de Asociación y Enlace en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), está buscando más casos como el de la escuela primaria federal bilingüe “General Lázaro Cárdenas” en la comunidad de  Loma Bonita, en donde gracias a una serie de acciones integradas, se ha logrado la adopción de una cultura de alimentación saludable.

Funcionarios municipales o estatales de instituciones gubernamentales, integrantes de organizaciones civiles, investigadores, comités de padres, directores o profesores de escuelas, pueden postular sus acciones hasta el 15 de julio para ser reconocidas por la FAO en México como buenas prácticas para el control y la reducción del sobrepeso y obesidad.

Algunas de las acciones reconocidas como buenas prácticas por la FAO son: planes o programas de educación alimentaria nutricional, huertos escolares pedagógicos, la adopción de menús saludables, compras directas a la agricultura familiar, usar el comedor escolar como herramienta pedagógica, mantener una coordinación intersectorial y participación social en las escuelas, el cumplimiento de los lineamientos para el expendio y distribución de alimentos y bebidas preparadas en las escuelas, entre otras.

Para mayor información los interesados pueden descargar la convocatoria. Para inscribirse se deberá enviar el formulario de postulación a delhi.trejo@fao.org