Inicio CDMX Gasolinazo, golpea al sector rural, pone en riesgo producción de alimentos

Gasolinazo, golpea al sector rural, pone en riesgo producción de alimentos

2
0

Ciudad de México.- La Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos “José Dolores López Domínguez”, (CIOAC.-JDLD) advirtió que el 65 por ciento de los trabajadores agrícolas de las zonas rurales tiene, desde hace varios años, problemas para acceder a la canasta alimentaria; situación que podría agudizarse este año y hasta el final del sexenio debido al tortillazo, al gasolinazo y al índice inflacionario superior al 3 por ciento; además del raquítico aumento salarial de 8 pesos, previsto para este 2018.

José Dolores López Barrios, secretario general de la CIOAC-JDLD, señaló que sólo el 8 por ciento de los hogares rurales puede acceder a la canasta mínima alimentaria, sobretodo, en el sureste del país.

Informó que del 2000 al 2013, la producción agropecuaria ha crecido a una tasa del 2.1 por ciento, por lo que el campo ha reducido su participación en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional del 3.6 por ciento, en el 1993, (antes del TLCAN) a 3.1 por ciento en el 2016.

Por lo que de continuar los recortes al gasto público, así como el aumento a las gasolinas y el diésel, aunado a un salario mínimo que no alcanza para cubrir ya ni siquiera las necesidades básicas, la actividad productiva de las pequeñas unidades de producción podría ir en picada. “Para los campesinos, el uso de combustibles es primordial, sobretodo, en la preparación del terreno, en la siembra, la fertilización, en las labores culturales, en el control de plagas y en la cosecha”.

Advirtió que el incremento a las gasolinas puede representar el 15 por ciento del costo total de la producción. “En condiciones normales los costos de la producción de alimentos pueden incrementarse un 10 por ciento, entre un ciclo productivo y otro, pero no con procesos inflacionarios como los del 2017 y los que se avizoran en este 2018”.

Reiteró que con esta alza, la actividad de la cosecha puede llegar a representar una elevada desigualdad económica y consecuentemente mayor pobreza.

Por último, Lolo López, dijo que tras desboronase la estructura del modelo Neoliberal y que la inflación no ceso en el 2017, a pesar de los recortes al Programa Especial Concurrente (PEC) como medida precautoria, el escenario para el campo mexicano no es nada alentador. “La panorámica, a partir de este mes, aunado a las negociaciones que lleguen a realizarse tras el Tratado de libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ubicarán a México en una situación más endeble y al salario rural en un mayor deterioro”.

De ahí, que como organización campesina seguirán exhortando al gobierno federal en la urgente necesidad de cambiar las políticas públicas y el modelo de desarrollo actual por un modelo alternativo que beneficie a todos los productores; además de solicitarle la no reducción al gasto sino la reorientación de la producción de alimentos; a fin de impulsar un conjunto de proyectos que amplíen el mercado interno para convertirlo en el motor del desarrollo.