Inicio Agropecuario FAO describe el México rural del siglo XXI

FAO describe el México rural del siglo XXI

538
0

La Agencia de Naciones Unidas hace un análisis de las características del campo en el país en una nueva publicación.

Ciudad de México.- En México el desarrollo rural requiere un enfoque de doble vía, ya que el desarrollo de los productores y sus familias demanda la articulación de políticas públicas de protección social y desarrollo económico que potencien el desarrollo humano integral de la población rural.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), presenta en una nueva publicación un análisis de cómo está el campo mexicano hoy, una fotografía que muestra las características del sector rural en el siglo XXI.

La nueva publicación de la FAO retrata los rostros de la nueva ruralidad del país: el rostro de las y los jóvenes que no tienen acceso a la tierra; el de las mujeres, que han tomado un rol central para la seguridad alimentaria y nutricional del país; el rostro indígena, quienes son dueños del 15.5% de la superficie rústica; y el rostro de los jornaleros agrícolas y sus familias.

La FAO denota que el sector rural del país va más allá de las actividades primarias, por lo que dimensionar este sector pasa por adicionar las actividades forestales y pesqueras a las actividades agropecuarias; valorar los encadenamientos del sector primario con los sectores secundario y terciario; y reconocer los crecientes vínculos de las áreas rurales-urbanas.

En el documento se señala que la pobreza continúa siendo más intensa en zonas rurales que en zonas urbanas, ya que la pobreza extrema afecta a 17.4% de la población rural, mientras que en zonas urbanas la pobreza extrema alcanza 4.4%.

El Organismo Internacional describe a la agricultura como una fuente importante de empleo a nivel nacional. El sector primario empleó a alrededor de 13.3% del total de la población ocupada a nivel nacional. Este nivel supera el 3.1% de participación del sector primario en el PIB nacional.

La FAO observa una realidad dual en el desarrollo del sector primario. Junto al sector de pequeños productores coexiste la producción de alimentos para la exportación, que a partir del 2015 ha logrado revertir el déficit comercial del país, logrando una balanza comercial superavitaria del sector primario.

Sin embargo, la principal característica de la tenencia de tierra es el munifundio y la baja productividad. Más de la mitad de los ejidatarios, propietarios privados, comuneros y posesionarios poseen hasta cinco hectáreas o menos; y más de 20% de esos titulares de la tierra tiene su predio dividido en tres o más fracciones, muchas veces muy separadas entre sí.