Inicio Nacional Cirugía bariátrica ayuda a controlar la diabetes tipo 2

Cirugía bariátrica ayuda a controlar la diabetes tipo 2

1002
0

Los procedimientos más innovadores de la cirugía para la obesidad, como bypass gástrico, cruce duodenal y manga gástrica, ayudan a normalizar los niveles de glucosa en la sangre

 

Ciudad de México.- Actualmente la diabetes se mantiene como la principal causa de mortalidad en México. Anualmente cerca de 100 mil personas fallecen en el país como consecuencia de esta enfermedad que guarda una estrecha relación con el sobrepeso y la obesidad, como lo asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS) al afirmar que la diabetes mellitus tipo 2 se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.

Los procedimientos de la cirugía bariátrica o cirugía para la obesidad tienen gran aceptación mundial por parte de cardiólogos, endocrinólogos, internistas, entre otros, para tratar la diabetes de tipo 2 (no la del tipo 1) en personas con obesidad.

En este caso la intervención pasa a ser identificada como cirugía metabólica porque se practica con el objetivo de regular los procesos metabólicos corporales, así como los niveles de azúcar en la sangre y lograr el control de la diabetes, es decir, los síntomas de la enfermedad desaparecen a medida que se pierde peso.

El reconocido cirujano bariatra José Antonio Castañeda añade que lo principal es mejorar los hábitos de alimentación y ejercitarse con frecuencia, pero cuando estas medidas no son suficientes, su especialidad ofrece alternativas seguras para ayudar: El cruce duodenal tiene 89% de éxito en tratamiento de estos pacientes; el bypass gástrico, 77%; y la manga gástrica, 60%.

Aclara que esta enfermedad no se cura, pero con la cirugía se puede controlar bastante bien y evitar complicaciones futuras que pongan en riesgo la vida. A su vez advierte que no todos los pacientes diabéticos son candidatos a estas intervenciones y que se debe evaluar cada caso particular considerando la edad, el índice de masa corporal o IMC, el tiempo con esta condición, entre otros aspectos.

Detalla así algunos predictores del éxito de la cirugía: “Aquellos pacientes con menos de 40 años de edad o un IMC menor de 35 pueden tener éxito. Un caso contrario sería, por ejemplo, un IMC arriba de 50, lo cual es un mal predictor, es decir, indica un porcentaje bajo de éxito. Pero insisto en que cada paciente debe ser evaluado de forma individual”.

Otro dato importante que destaca este especialista sobre el aporte de la cirugía bariátrica en el tratamiento de esta afección es que reduce en 92% el riesgo de mortalidad por diabetes en pacientes con obesidad.

La OMS especifica que la diabetes es una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no produce insulina suficiente o no la utiliza eficazmente y su efecto es el aumento de azúcar en la sangre o hiperglucemia.

La del tipo 2 es también llamada no insulinodependiente porque no siempre requiere de suministro de insulina. Esta representa la mayoría de los casos y suele aparecer en la edad adulta, aunque recientemente también está afectando a niños.

Advierte el organismo internacional que la diabetes es una importante causa de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores.

“Estas terribles consecuencias de la diabetes se pueden prevenir al mejorar nuestra alimentación y hacer algún tipo de ejercicio diariamente. Podemos comenzar con reducir las harinas, grasas o frituras y azúcares, también evitando los refrescos y jugos no naturales, ya que tienen un alto contenido de azúcar. En cuanto al ejercicio, hacer 30 minutos de actividad física al día, lo cual podríamos aumentar poco a poco”, dice el fundador de Gastric Bypass México.

Aconseja además realizar chequeos periódicos de azúcar en la sangre cuando se tienen familiares con diabetes (padres, abuelos, hermanos) y agrega que esta enfermedad también puede afectar a personas delgadas, por lo cual la vigilancia preventiva debe ser considerada por toda la población.

Estos síntomas pueden ser señal de que una persona tiene diabetes tipo 2; si alguien los percibe debe consultar a un médico:

  • Orinar en exceso.
  • Sentir mucha hambre y sed.
  • Visión borrosa.
  • Cansancio o fatiga injustificados.
  • Dificultad para cicatrizar.

“El sobrepeso, la obesidad y la diabetes mellitus tipo 2 se pueden prevenir y tratar antes de que lleguen a nuestras vidas sus consecuencias más graves. Cuidar nuestras comidas, practicar actividad física y acudir al médico con periodicidad son tres acciones sencillas que podemos hacer por nuestra salud”, concluye el cirujano.