Inicio CDMX Darwin y su influencia en la estructura del Museo de Historia Natural

Darwin y su influencia en la estructura del Museo de Historia Natural

72
0

Por Armando Bonilla

Ciudad de México..(Agencia Informativa Conacyt).- En el marco de su décimo primer año como expositor en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, el Museo de Historia Natural develó la relación de su historia y la conformación de su obra —exhibiciones— con Charles Darwin y su teoría de la evolución de las especies.

En ese contexto, Liliana Montañez Godoy, subdirectora del Área de Investigación y Colecciones, impartió la conferencia Darwin y el Museo de Historia Natural, durante la cual explicó que la estructura del museo y su contenido están pensados a partir de la teoría evolutiva.

Al respecto, recordó que a partir de sus expediciones, Darwin observó que las características del entorno, es decir, el ambiente, impactan en la evolución de las especies y que lo hizo en un momento de la historia donde se creía que las especies existían, desaparecían y aparecían nuevas especies, pero no se consideraba que se trataba de una cadena evolutiva.

Darwin y su influencia en la estrategia de exhibición del museo

La manera en que se exhibe y se crea el primer museo de historia natural, señaló, consiste en la exhibición de salas divididas en los reinos de la naturaleza. Se dividen las salas por colecciones geológicas, por colecciones de vertebrados; no era posible interpretar sus contenidos mediante la interacción entre los mismos.

Enfatizó que se exhibían las plantas con las plantas, los animales con los animales, pero nunca juntos, evitando así que se pudiera apreciar la interacción entre ambos y, en consecuencia, impidiendo el entendimiento del impacto de esa interacción en la evolución de las especies.

Explicó que Alfonso Herrera (naturalista), quien era admirador de la teoría de Darwin, planteó en esa época la necesidad de crear exhibiciones donde se mezclaran los contenidos tal y como lo hacen en la vida real. A la larga, indicó, ese planteamiento sentó las bases para la creación del Museo de Historia Natural como lo conocemos hoy en día.

“El museo está creado por una serie de cúpulas que se interconectan entre sí, pero estas cúpulas ya no solo exhiben piezas aisladas, sino que ya narran una historia, comenzando por el origen del universo, el origen de la Tierra, de la vida, cómo evolucionan las especies y cómo es que se clasifican”.

Otro elemento relevante, dijo, tiene que ver con la estructura de sus exhibiciones. “Sus salas comienzan a contar parte de la historia, se crean ecosistemas (…) Ya los ejemplares no están en vitrinas ni en bases aisladas, se empieza a recrear su hábitat, así como la conducta, es decir, se montan los ejemplares en una postura que brinda información adicional, por ejemplo, posturas de cortejo, buscando alimentos, en posición de defensa o de acecho”.

Finalmente, mencionó que hacerlo así permitió captar la atención de los visitantes, sobre todo de los niños, quienes gracias a las características de las exhibiciones comprenden y asimilan de mejor forma el mensaje que se quiere transmitir.