Inicio CDMX El próximo congreso de la CDMX debe ser un verdadero parlamento abierto:...

El próximo congreso de la CDMX debe ser un verdadero parlamento abierto: Delgadillo Moreno

126
0

Ciudad de México.- El gran reto para los diputados de la Asamblea Legislativa será llevar al próximo congreso a un verdadero parlamento abierto, así lo señaló el diputado José Manuel Delgadillo durante la realización de la segunda reunión del grupo de trabajo “Organización, funcionamiento y competencias del Poder Legislativo”, en la que funge como coordinador.

“Estoy convencido que debe existir una Junta de Coordinación Política en la que prevalezca la pluralidad y se pondere el peso específico de cada partido político, tomar como ejemplo las leyes orgánicas de las Cámaras de Senadores y de Diputados, que se han ido democratizando, mientras aquí aún se trabaja con una figura arcaica como lo es la Comisión de Gobierno”, argumentó el legislador.

Los integrantes presentes de dicho grupo, los asambleístas Paulo César Martínez, Vania Ávila, Néstor Núñez, Carlos Candelaria, Beatriz Olivares y José Encarnación Alfaro, presentaron un listado de expertos, con la finalidad de invitarlos para analizar las consideraciones, en materia de Poder Legislativo, que plantea el Proyecto de Constitución de la Ciudad de México.

De esta manera, y con base en el acuerdo entre la Asamblea Legislativa y la Constituyente, enviarán sus propuestas a la Comisión de Gobierno de la ALDF, quien se encargará de hacerlas llegar a los Constituyentes para que se discutan y, en su caso, se integren en la nueva Constitución de la CDMX.

Delgadillo Moreno consideró que hay temas interesantes por discutir en este grupo de trabajo como la disminución de diputados, la reelección en el cargo, los tres períodos ordinarios de sesiones, sobre la aprobación y publicación de decretos y cómo se organizará el nuevo Congreso local.

Finalmente, el legislador blanquiazul precisó que la participación de expertos en las reuniones de este grupo abrirá el panorama en diversos temas y sumará a este proceso de transición, con la finalidad de entregar a los capitalinos una Constitución de vanguardia, pero sobre todo un Congreso, cuyo funcionamiento sea más ágil y transparente de cara a la ciudadanía.