Inicio Legislativo Analiza senado reforma para sancionar con 40 años de carcel el ciberterrorismo

Analiza senado reforma para sancionar con 40 años de carcel el ciberterrorismo

355
0

Se debe tipificar y penalizar a quien cause daños o intimide a grupos sociales: Verónica Martínez

Ciudad de México.- El Senado de la República analiza una reforma que prevé tipificar y sancionar el llamado ciberterrorismo o el uso de las tecnologías de la información con el fin de causar temor, daño o intimidar a personas o grupos sociales.

La iniciativa presentada por la senadora Verónica Martínez Espinoza, propone reformar el artículo 139 del Código Penal Federal para imponer pena de prisión de quince a cuarenta años y cuatrocientos a mil doscientos días multa a quienes incurran en este tipo de delitos.

“A quien, utilizando las tecnologías de información, intimide o realice actos de coerción causando daños a grupos sociales con fines políticos, religiosos o económicos” se le impondrá la pena señalada en el citado artículo.

En los argumentos de la iniciativa se indica que el uso de herramientas tecnológicas para parar, degradar o denegar el acceso a infraestructuras críticas nacionales, como la energía, el transporte, las telecomunicaciones o los servicios gubernamentales, con los propósitos de intimidar o coaccionar a un gobierno o a la población civil, es evidentemente una amenaza moderna.

La legisladora por Jalisco expone el término “ciberterrorismo” se emplea para hacer referencia a la posibilidad de que sean atacados tanto los sistemas de información como las redes de datos o que estos sean utilizados por y para perpetrar actos terroristas.   Se utiliza de modo más frecuente para referirse a una multiplicidad de ataques en contra de las comunicaciones, la información y de los sistemas informáticos que la contienen.

“Son susceptibles de este tipo de delitos las comunicaciones estratégicas, los sistemas de salud, el control aéreo, la videovigilancia, los transportes con sistema computarizado, las armas controladas por sistemas de cómputo, la georreferenciación de vehículos, los objetos que requieren de conexión a la red, las propias redes sociales, los bancos de datos, los sistemas financieros, la telefonía, los mensajes de texto, internet, entre otros”.

Expuso que se entiende al ciberterrorismo como cualquier tipo de acto realizado a través de tecnologías de información que pueda lograr directa o indirectamente intimidar, causar temor, o bien, que logre causar daños a un grupo social, político y/o a sus representantes.

Martínez Espinoza destacó que la delincuencia se está aprovechando de los avances tecnológicos para sus telecomunicaciones y así comprometer la tranquilidad de los ciudadanos, por lo que la utilización de las tecnologías de información con estos fines, debe ser prevenida y castigada severamente.

“El uso de herramientas tecnológicas para parar, degradar o denegar el acceso a infraestructuras críticas nacionales, como la energía, el transporte, las telecomunicaciones o los servicios gubernamentales, con los propósitos de intimidar o coaccionar a un gobierno o a la población civil, es evidentemente una amenaza moderna y emergente para la que debemos desarrollar habilidades de prevención, disuasión y respuesta”, concluyó.