Inicio Internacional FAO y la Universidad de Chile impulsarán el desarrollo sostenible del sector...

FAO y la Universidad de Chile impulsarán el desarrollo sostenible del sector agroalimentario

207
0
  • Un nuevo acuerdo facilita el intercambio de conocimientos y la transferencia tecnológica para abordar los desafíos del cambio climático y la seguridad alimentaria.

Santiago de Chile .- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Universidad de Chile colaborarán para impulsar la investigación aplicada, la formación, la capacitación y la transferencia tecnológica.

El acuerdo fue firmado hoy por el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, y la máxima autoridad de la institución académica, el Rector Ennio Vivaldi.

“La academia cumple hoy un rol fundamental para alcanzar los objetivos de la FAO como es la lucha contra el hambre y la malnutrición, promover una agricultura sostenible y erradicar la pobreza rural. Gracias a esta alianza contaremos con la colaboración de destacados académicos para movilizar conocimientos y fortalecer capacidades”, afirmó Graziano da Silva durante la ceremonia.

A través del acuerdo de trabajo, la FAO y la Universidad de Chile impulsarán políticas de salud pública que ayuden a disminuir el sobrepeso y la obesidad en la región, fomentando el consumo de alimentos saludables y facilitando la participación de los mercados locales.

Otra área de interés será el desarrollo rural territorial a través de la agricultura familiar, la conservación de la biodiversidad y el rescate del patrimonio alimentario a lo largo del territorio nacional. Asimismo, el convenio abordará el uso sostenible de los recursos naturales, la adaptación al cambio climático y la gestión del riesgo de desastres.

“El convenio comprende áreas de colaboración bajo el marco de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Como FAO, el ODS 2 de Hambre Cero es una de nuestras prioridades, que implica buscar la seguridad alimentaria y la lucha contra la malnutrición.  Ambos están entre nuestras prioridades y la Universidad de Chile, a través de sus académicos, ha hecho una gran contribución apoyando la Ley del Etiquetado de Chile y que ha abierto una discusión a nivel mundial sobre las políticas para el combate de la obesidad”, aseguró el Director General de la FAO.

“Para nosotros constituye un motivo de enorme alegría y satisfacción suscribir este tratado sobre un tema tan central para todo el mundo, especialmente para América Latina, como es la producción sostenible de alimentos”, afirmó por su parte el Rector Ennio Vivaldi.

Distinción Honoris Causa

Tras la firma del acuerdo, el Director General de la FAO recibió el título Doctor Honoris Causa por la Universidad de Chile en reconocimiento a su destacada trayectoria en temas de seguridad alimentaria, desarrollo rural y agricultura.

“Es un gran honor para mí recibir este reconocimiento de parte de una de una de las universidades más prestigiosas de nuestro continente, reconocida por su excelencia académica y calidad de investigación”, indicó Graziano da Silva.

“Esta distinción reconoce la importancia del desarrollo rural, la lucha contra el hambre y todas las formas de malnutrición. Sin embargo, debemos seguir trabajando con más fuerza porque aún existen 821 millones de personas que padecen hambre”, aseguró el Director General de la FAO.

“Saludamos efusivamente el gran rol que Graziano da Silva ha cumplido en la FAO, su ejemplo en la conducción de políticas públicas y la enorme aportación que ha hecho al proyectar la contribución de las universidades en la organización”, afirmó el rector Vivaldi.

Durante la ceremonia, el Director General dictó una charla magistral sobre los desafíos de la alimentación en el siglo XXI y los factores clave del reciente aumento del hambre en el mundo.

“Los impactos del cambio climático, especialmente las sequías prolongadas, constituyen una fuerza clave detrás del aumento de la desnutrición y de otros fenómenos globales como la migración forzada”, enfatizó.

El Director General aseguró que “las consecuencias climáticas también están haciendo que los alimentos sean menos saludables y menos nutritivos, afectando en mayor medida a las personas más vulnerables, como agricultores familiares, pescadores y comunidades dependientes de los bosques. Hoy dos mil millones de personas se ven afectadas por desastres naturales”.

Finalmente, Graziano da Silva destacó que la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible requiere de asociaciones y alianzas con gobiernos, comunidades locales, organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y el mundo académico.