Inicio Estado de México Transportistas anuncian protesta por alza en combustibles y peaje

Transportistas anuncian protesta por alza en combustibles y peaje

410
0

Acolman, Edoméx.- Integrantes de la Alianza Mexicana de Organización de Transportistas A.C. (AMOTAC) anunciaron que en protesta por el incremento en el pago de casetas y gasolina, así como de todos los insumos que emplean en la reparación de sus autobuses y pago de sus seguros, el próximo 10 de abril darán paso libre a los automovilistas que circulen por las principales carreteras de la entidad.

En conferencia de prensa encabezada por Carlos Plata Paredes, vicepresidente de AMOTAC los transportistas señalaron que las casetas que tomarán de manera intermitente para dar paso libre a los automovilistas son la México-Pachuca, la México-Pirámides, la de Ojo de Agua en Tecámac y la México-Querétaro en el km 44 a la altura del municipio de Tepozotlán, la “cuchilla” en el municipio de Texcoco, y añadieron que de estos puntos partirán a la secretaría de Gobernación o al Senado para que les den solución a sus demandas.

Participan 65 mil agremiados         

Dijeron que son 65 mil agremiados que pertenecen a 197 delegaciones de la AMOTAC en todo el país, quienes protestarán ante las alzas constantes en el costo del peaje, que las concesionarias de las carreteras como son Pinfra, Colmex, Inbursa, Capufe y Grupo OHL, aplican cada que quieren, sin que ninguna autoridad pueda frenar estos aumentos indiscriminados.

Los transportistas manifestaron que otra problemática que enfrentan es la inseguridad, pues el índice de robos a sus camiones se elevó del año 2015 a la fecha en un 87 por ciento, por lo que solicitaron el apoyo del gobierno en sus tres órdenes, “hasta el momento solo hemos encontrado el auxilio de la policía federal de caminos, con quienes trabajamos de manera muy respetuosa y ordenada”.

Aumentan costos

Plata Paredes resaltó que la liberación en el precio de la gasolina ha afectado su economía en un 30 por ciento más, pues ahora llenan su tanque de 550 litros con tres mil quinientos pesos, “esto ha representado una merma en nuestras ganancias pues no le podemos cobrar ese 30 por ciento más a nuestros clientes, además de que las salidas a puertos turísticos se han reducido considerablemente”.

Advirtió que los camiones con los que dan servicio representan el 88 por ciento del transporte de carga, turismo y público a nivel nacional, por lo que exigieron que sean tomados en cuenta por el gobierno federal para poder acceder a créditos que les permitan modernizar sus unidades que datan de la década de los ochentas, pues el costo actual de un camión de pasajeros es de seis millones de pesos, “el gobierno lamentablemente a los únicos que les da facilidades para renovar su flota es a los monopolios, al pulpo camionero aglutinado en organizaciones como la Canapat (Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo) quienes quieren venderles su chatarra a los hombres-camión, que son ellos”.

También añadió que se enfrentan cada seis meses a la problemática de que en los centros de verificación vehicular que hay en la entidad que son como 120, solo llegan cinco mil certificados que son insuficientes para atender la demanda de los hombres-camión que en todo el país son como 85 mil vehículos, “situación que nos ocasiona más gastos si somos detenidos al carecer del certificado de verificación, porque hay que pagar multa, arrastre y lo que se acumule por cada día en un corralón”.

Los trabajadores del volante demandaron al gobierno federal voltear a verlos, “pues tal parece que nos quieren dejar fuera de este trabajo y lanzarnos a las filas de la delincuencia con tantas normas que nos quieren imponer, a pesar de que les hemos demostrado que no obstante que  nuestros vehículos no son de modelo reciente dan un buen servicio y los mantenemos en buenas condiciones físico-mecánicas.