Inicio Estado de México Muere niño de 8 años por posible negligencia medica en municipio del...

Muere niño de 8 años por posible negligencia medica en municipio del Edomex

423
0

Por: Jorge Contreras Sánchez

Villa Victoria, Edomex.- Con lágrimas en los ojos y un profundo dejo de frustración y desolación, Oscar Olmos niega con la cabeza y solo alcanza a decir que “este hospital vale pa’ pura madre”.

Y es que después de ver que la vida de su hijo de apenas 8 años de edad se le fue de entre los brazos debido a que se le negó la atención en el Hospital Municipal Guadalupe Victoria, ubicado en la cabecera municipal de Villa Victoria, Estado de México, ya no quedaban palabras.

Con el escaso ingreso que le da su profesión de albañil, Oscar Olmos y su esposa Griselda Rosas llevaron a su hijo la madrugada del 18 de marzo  al Hospital Municipal con el fin de acceder a la atención de urgencias. Sin embargo ésta les fue negada por un funcionario en turno, quien argumento sin siquiera realizar una auscultación de rutina, que había pacientes “más graves” y que además “no hay médicos suficientes para su revisión y atención”.

Ante esta situación la familia Olmos buscó una alternativa con un médico particular, pero al no localizar una, tuvieron que regresar al hospital que depende de la Secretaria de Salud del Estado, solo para constatar que la vida de su inocente hijo se había esfumado en algún punto entre el trayecto de ida y vuelta a este nosocomio público.

Ya en un estado crítico, el niño de 8 años inerte en los brazos de su padre, se desvaneció y falleció tras perder minutos valiosos. Cuando por fin la familia Olmos fue recibida por una doctora del Hospital Municipal Guadalupe Victoria, solo fue para constatar que el niño había dejado de respirar varios minutos atrás.

 “Si los hubieran atendido desde la primera vez que llegaron, hoy mi niño estaría vivo”, indicó desconsolada la abuela del niño fallecido.

Hoy los padres del niño Oscar preparan una demanda en contra de quien resulte responsable y exigen al gobernador Eruviel Ávila justicia por estos hechos de negligencia en sus instituciones de salud, que deje de estar en campaña y que vea las necesidades reales que tienen los diversos hospitales de los municipios más alejados de la capital mexiquense.

Por igual, exigen al Secretario de Salud del estado, César Nomar Gómez Monje atienda la mala atención que tienen en general todos los hospitales a su cargo.

La familia Olmos indicó que esta vez les tocó a ellos, pero que no es la primera vez que se sabe que alguien fallece en ese hospital por negligencia de algún funcionario.

De hecho, este reportero pudo observar que alrededor del hospital y en la comunidad, existen varias farmacias que ofrecen el servicio de atención médica que los servicios públicos no ofrecen, sin embargo ésta es solo atención primaria y en horarios de día; “no puedes enfermarte en horarios fuera de oficina, porque te mueres”, señala otra vecina de la comunidad de Villa Victoria.

Tramites de defunción sin señalar culpables

Como si el modus operandi ya estuviera establecido, funcionarios públicos del sector salud estatal y del Servicio Médico Forense (CEMEFO) tramitan actas de defunción sin mayores investigaciones sobre los motivos de los fallecimientos.

Un funcionario de SEMEFO que depende de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) quien prefirió guardar el anonimato, indicó que aunque los médicos pueden declarar las causas de los fallecimientos para que los familiares puedan continuar con los trámites correspondientes para obtener el acta de defunción, “la gran mayoría de las ocasiones nos llaman a nosotros para que certifiquemos que en la causa de muerte no existió ningún asunto que pudiera poner en implicaciones legales a los médicos”.

“Nosotros únicamente intervenimos en fallecimientos que requieren alguna investigación especial como un choque, un asalto, un enfrentamiento, etcétera, por ello casi siempre damos por bueno el testimonio y razón clínica del fallecimiento y así lo documentamos en el acta”.

Con esta práctica de fe entre funcionarios públicos, los fallecimientos por negligencias clínicas continuarán con un claro subregistro, con su consecuente impunidad.

Se espera que las autoridades de salud del Estado al menos apoyen a la familia Olmos, ya que el cuerpo de su hijo fue trasladado a Toluca para la necropsia de ley, lo cual implicó un gasto de casi 5 mil pesos de traslado hasta su municipio de origen.

Al ser una familia de bajos recursos, no  han logrado completar dicha cantidad, por lo que la funeraria se quedó el acta original de defunción de Oscar, como garantía de su pago correspondiente. Un drama más en el Estado de México.