Inicio Estado de México Mano humana como símbolo para erradicar la violencia

Mano humana como símbolo para erradicar la violencia

13
0

Ixtapaluca, Edoméx.- “Una de cada siete mujeres sufre violencia y las otras tres seguramente no lo han reconocido”, dijo la encargada del Instituto para la Protección de los Derechos de las Mujeres (IPDM) Vanessa Ferrer Moreno, durante la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres y las Niñas.

Alrededor de mil personas se reunieron en la explanada municipal, para realizar una Mano Humana, con el objetivo demostrar su solidaridad a las mujeres violentadas y alzar la voz para eliminación de la violencia hacia las mujeres y niñas.

La discriminación hacia las mujeres genera violencia, así como también la falta de oportunidades, el rezago educativo afecta más al sector femenino, indicó la encargada del IPDM. A su vez expresó que las mujeres deben entender que la violencia no es normal.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indican que desde hace 36 años se conmemora este día, militantes y activistas tomaron el 25 de noviembre como protesta a favor a los derechos de las mujeres y recordar el asesinato de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, orden que dio el gobernante Dominicano Rafael Trujillo.

Por lo que en 1999, la Asamblea General de la ONU establece éste como el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”. La violencia impide el avance a la erradicación de la pobreza, la lucha contra el VIH/SIDA, la paz y la seguridad.

Vanessa Ferrer Moreno agradeció a las autoridades municipales, por tener el compromiso para acabar con la desigualdad y eliminar la violencia, “esto demuestra la importancia de trabajar con un gobierno con sentido humano, lo que hace que este tipo de acciones el nombre de Ixtapaluca esté en alto”.

Por su parte, el presidente municipal Carlos Enríquez Santos recalcó que se pone más empeño en la educación, pues es el principal pilar para que los niños y niñas crezcan con los valores éticos y de respeto, para que conozcan los derechos civiles y constitucionales.

Enríquez Santos dijo que aunque los arraigos culturales no se pueden quitar de la noche a la mañana se puede acelerar el proceso, “explicándole a los infantes que la violencia no los hace más”, el bullying es violencia, por lo que invitó a los asistentes a que se comprometan para generar buenos valores que enaltezcan al ser humano y los lleven a la práctica para erradicar la violencia en los hogares y con los amigos.