Inicio CDMX Gobierno federal abandona a más de 300 alumnos de la escuela primaria...

Gobierno federal abandona a más de 300 alumnos de la escuela primaria María Curie en Benito Juárez tras el sismo, denuncia el diputado Luis Mendoza

481
0

Padres presentarán queja ante la Comisión de Derechos Humanos

Ciudad de México.- Más de 300 alumnos de la escuela primaria María Curie, ubicada en la colonia Nativitas, siguen en el abandono de las autoridades federales, quienes tras el sismo del 19 de septiembre de 2017 cerraron su escuela y los reubicaron en otros planteles, denunció el diputado local Luis Mendoza desde la tribuna de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

El diputado local por Benito Juárez presentó un punto de acuerdo para exigir al director del Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED), al Coordinador Sectorial de Educación Primaria, y al representante legal de la Empresa Metrópoli 107 a que envíen un informe de por qué no han presentado el Plan de Trabajo, el estudio de la mecánica del suelo, cuales son las acciones a realizar para la rehabilitación de la escuela primaria “María Curie” y cuándo comenzarán. 

“La exigencia es la reconstrucción de la escuela María Curie y atender la problemática de los niños que viven día a día”, afirmó el legislador y explicó que “han pasado casi seis meses desde el sismo y la autoridad responsable no ha dado una solo aviso o explicación a los padres de familia acerca de los trabajos a realizar en esta escuela”.

Luis Mendoza afirmó que “el gobierno federal ha sido incapaz de atender la preocupación de estas familias y de dar respuesta a sus necesidades y han puesto en riesgo la salud y seguridad de los menores”.

Denunció que los niños reubicados han tenido que permanecer en el patio por no contar con un espacio para ellos y se han quedado de pie o sentados en el suelo al no contar con una banca.

Además de enfrentar problemas de integración, ya que algunos alumnos se han quejado en diversas ocasiones, de recibir un trato diferente a los demás e incluso se han presentado reportes de bullying por parte de los compañeros de las escuelas que los están albergando temporalmente.

El diputado afirmó que “desde hace cinco meses los padres de los alumnos de la escuela María Curie han solventado los cambios de sede de sus hijos, ahora, tienen que recorrer distancias más largas para poder dejarlos y recogerlos, lo que implica no solo los agotadores tiempos de traslado con los niños, sino un golpe económico de hasta 50 pesos diarios que el traslado implica”.

“Nuestros niños son damnificados, son olvidados o ignorados del Gobierno Federal. Estás familias no han logrado recuperar la normalidad de sus vidas y hay aproximadamente 74 mil 915 alumnos de la capital. El problema es muy serio y la indiferencia absoluta”, recalcó el diputado Luis Mendoza.

A la presentación del punto de acuerdo acudieron niños y representantes de los padres de familia de la escuela primaria María Curie, quienes exigieron respuesta de las autoridades federales para definir las acciones que permitan que sus hijos vuelvan a clases”.

Elizabeth Díaz afirmó que las autoridades no han dado respuesta y sus hijos han sido víctimas de bullying en las diferentes escuelas donde fueron reubicados. “esta situación es grave, les está afectando directamente a los niños en cuestión de salud y a los padres también, incluso a nivel económico, sin contar que los menores ya no quieren ir a la escuela por el trato diferenciado que se les da”.

“Ana”, cursa el tercer grado de primaria y afirma que ha sufrido mal trato en la escuela donde fue reubicada pero no denuncia con su profesora por miedo. “Hay niños que a veces cuando voy a comprar algo me dicen que yo no puedo porque yo no soy de esa escuela”.

“Luisa” afirma: “me tratan mal porque no nos dejaban usar el patio y los niños se quejan porque estamos en su recreo o comprando en su cooperativa”. Ambas menores pidieron a las autoridades que arreglen su escuela para que vuelvan a tomar clases ahí.