Inicio CDMX Taxis individuales, sitios y bases en la Ciudad de México

Taxis individuales, sitios y bases en la Ciudad de México

471
0

Ciudad de México.- La promesa que realizaron durante la campaña electoral, reafirmada en la toma de posesión del presidente de la República Mexicana el 1 de diciembre pasado fue que “por el bien de todos, primero los pobres”.

Nosotros creímos que seríamos la gente que menos tiene, los que luchamos día a día por el sustento de nuestras familias y por subsistir en este país donde las diferencias entre ricos y pobres se agrandan cada vez más, los primeros en ser atendidos para que el Estado nos diera facilidades para comenzar a darle la vuelta a las cosas y, como tenemos derecho y se nos prometió, las distancias socioeconómicas comiencen a acortarse.

Sin embargo, el gremio que presta el servicio de transporte individual de pasajeros, a quienes comúnmente se nos conoce como “taxistas”, independientes, con bases y sitios, no sólo hemos sido afectados en nuestra economía desde hace casi 5 años por la entrada en operación de manera ilegal por parte de las aplicaciones de origen extranjero, sino que, ahora, estamos siendo afectados por sus decisiones de cerrar los ductos que abastecen de combustibles a la Ciudad de México y afectan todavía más nuestra subsistencia.

Nosotros somos unos simples trabajadores, quienes, además, carecemos de una estabilidad de empleo y, mucho menos, seguridad social. Nosotros vivimos al día en el día a día. De tal forma que si la movilidad de la gente baja por el temor a no poder realizar sus labores económicas o regresar seguros a sus hogares, nos afecta de manera sustantiva.

Señor Presidente Andrés Manuel López Obrador: Las asociaciones de taxistas de la Ciudad de México, aglutinados en nuestra organización G10, lo exhortamos a realizar sus acciones de gobierno con medidas bien planeadas y con estrategia basada en la inteligencia para que los resultados sean para beneficio de la sociedad, de la mayoría de los ciudadanos que somos buenos hombres y mujeres que amamos a nuestro país, pero, sobre todo, para quienes hemos venido sufriendo desde casi nuestro nacimiento, las carencias y falta de oportunidades propiciadas por gobiernos corruptos.

PARA OIR Y RECIBIR NOTIFICACIONES: Luis Diez de Navarro Mz 55, Lt. 2, Col. Miguel Hidalgo, #a. Sección, CP 14250, Tlalpan, CDMX. Tels. 5549972798; 553901648 y 5546185530. Usted le prometió al pueblo de México que las cosas iban a cambiar, que todavía teníamos esperanza de tener movilidad social, pero acciones como el desabasto de gasolina que usted y su equipo niega, son evidentes. No las puede tapar con su discurso.

Y los resultados ya están a la vista. Hemos perdido no sólo entre tres y cuatro horas buscando gasolinerías y haciendo fila para alcanzar en, algunos casos, hasta 15 litros del combustible, sino que también hemos perdido clientes que nos impiden alcanzar los ingresos mínimos para subsistir.

Por esto, señor presidente, le exigimos, como parte de sus gobernados, que atienda nuestro mandato y restablezca, cuanto antes, la distribución de combustibles y que sin afectar los intereses comunes, tampoco se detenga en la lucha contra la corrupción, pero que sea verdadera, que haya resultados, que se castigue a todos los responsables a los que usted y sus colaboradores bien conocen, que tienen nombre y apellido y que están o estuvieron dentro del gobierno y otros que se mantienen en la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) y su sindicato. Si hay resultados y a estos pillos los lleva a la cárcel, entonces la afectación habrá tenido sentido.

Usted, señor presidente, sabe bien que el principal sustento de nuestro trabajo son los combustibles. Y usted prometió que al llegar a la Presidencia de la República bajaría el precio de las gasolinas, ofrecimiento incumplido hasta el momento y que, sin duda, sigue afectando la economía de cada uno de nosotros y nuestras familias.