Inicio CDMX Raúl Flores: Helipuerto ilegal en la Colonia Condesa, prueba de la omisión...

Raúl Flores: Helipuerto ilegal en la Colonia Condesa, prueba de la omisión dolosa de Monreal

583
0

Ciudad de México.- El presidente del PRD en la Ciudad de México y secretario de la Comisión de Desarrollo Urbano de la Asamblea Legislativa (ALDF), Raúl Flores, acompañó a comités vecinales de las colonias Roma y Condesa y vecinos a denunciar la construcción ilegal de un helipuerto en la avenida Nuevo León No. 238, en la colonia Condesa, que viola las normas de construcción vigentes y el uso de suelo establecido en el programa delegacional, por lo que exigió al Jefe Delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, aclarar por qué su administración no había actuado ante las irregularidades presentadas en el edificio donde se está realizando dicha obra,  a todas luces ilegal.

También le exigió que se ejecute la clausura total de dichos trabajos, toda vez que recordó que la colonia está protegida por un plan parcial de uso del suelo, y dados los problemas de inseguridad que se han suscitado de un año a la fecha en esta zona de la delegación Cuauhtémoc debe descartarse que pudiera ser usado incluso para la comisión de actividades ilícitas.

“Por lo menos para mí un helipuerto representa poder, no todos tomamos helicóptero a diario, no es lo más usual ni siquiera suponiendo que sea para el uso de una empresa. No quiero pensar cosas peores de lo que puede llegar por aire en una zona que ha tenido un impacto (delictivo importante) con un jefe delegacional que tiene antecedentes bastante complicados, por cierto”.

Al participar en un acto de protesta encabezado por vecinos e integrantes de los comités ciudadanos de las colonias Hipódromo Condesa y Roma, en el que también estuvo presente la diputada Margarita Martínez Fisher, el perredista llamó al Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) del Gobierno local llegar al fondo del asunto y a la Dirección de Aeronáutica Civil a explicar los motivos para autorizar la construcción de un helipuerto en una zona habitacional.

“Los papeles de la verificación tienen que ser públicos, se necesita saber quién es el dueño, para quién iba a servir este helipuerto, por qué las autoridades delegacionales  lo dejaron avanzar en esta medida y por qué la violación de un gran cantidad de ordenamientos sin que Ricardo Monreal hiciera nada, dado que hay obra en proceso y se está alterando la seguridad estructural del edificio; también habría que preguntar a la Dirección General de Aeronáutica Civil sobre la autorización de este helipuerto.

Frente al edificio en cuestión, el también secretario de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana de la ALDF señaló que este hecho fue denunciado por los vecinos desde el mes de diciembre de 2016 pero que apenas ayer, gracias a la presión de los medios de comunicación, la delegación Cuauhtémoc envió al INVEA la notificación respectiva para proceder a verificar, que derivó en la colocación de sellos de clausura por parte de la Delegación Cuauhtémoc en el inmueble, aunque no se realizó correctamente, pues permiten la entrada y salida de personas y de autos sin restricciones a pesar de la alteración de la construcción original.

Dijo también que la clausura del edificio que al parecer alberga oficinas -lo que constituiría otra violación al uso del suelo- fue “una simulación”, hecha al vapor y con toda la intención de no molestar a los particulares; es decir, realizada bajo el clásico “acuerdo” debajo del agua, que es la especialidad del jefe delegacional Ricardo Monreal.

“Que el jefe delegacional explique por qué dejó que se avanzara (la construcción) hasta este punto si en todo momento tuvo las denuncias sobre una obra irregular que es su responsabilidad parar. Si el delegado quiere decir que la orden (de construir) vino de “arriba” pues no se lo vamos a permitir porque aquí hay normas que hay que cumplir. No se puede solapar a nadie y menos en una cuestión delicada como esta. Esperamos que Monreal no nos quiera aplicar la “aburridora”, apostar a que se nos olvide, que la clausura se tome como un hecho definitivo y finalmente se termine haciendo (la totalidad del helipuerto)”.

Por su parte, Mony de Swan, ex titular de la Cofetel y vecino de la colonia Condesa, celebró que los vecinos se estén organizando para denunciar este tipo de arbitrariedades que se cometen todos los días en toda la demarcación.

“Algo debe estar muy podrido en la delegación Cuauhtémoc cuando durante más de dos meses denunciamos las irregularidades de una obra así, tiempo en el que nadie nos hizo caso, pero hoy a menos de 24 horas que anunciamos que íbamos a estar aquí vemos tres patrullas y cinco policías. Algo debe estar profundamente chueco y a los diputados les toca golpearlo y seguir volteando a ver a los vecinos”.

En tanto, Mario Rodríguez, del comité ciudadano de la Colonia Roma Norte III, recordó que la zona Roma-Condesa es un área de conservación patrimonial que concentra el 10 por ciento de los inmuebles de todo el país catalogados con dicha etiqueta, y denunció que con apoyo de Ricardo Monreal los desarrolladores inmobiliarios han hecho de la violación de la ley de desarrollo urbano “un deporte” que practican todos los días.

Quetzal Castro, coordinadora del comité ciudadano Hipódromo Condesa, dijo que los vecinos están cansados de que se repitan estas anomalías, por lo que pidió al gobierno de la ciudad que no permita ninguna violación más al uso de suelo, mismo que en la delegación Cuauhtémoc ha llegado a niveles insospechados.

Los representantes vecinales señalaron el domicilio de Mérida 169, en la Roma, como otro punto donde se está violando la norma y se está construyendo un edificio de varios niveles cuando la ley lo prohíbe. De igual forma Avenida México 157 y 171, donde se han demolido fachadas con permisos ficticios del INBA.

Finalmente Roberto Jiménez y Gustavo Estrella, vecinos de la Roma Sur y de la Hipódromo Condesa, apuntaron que con la anuencia de Ricardo Monreal la zona Condesa-Roma se ha convertido en “tierra de nadie” donde impera el otorgamiento de permisos irregulares a giros comerciales denominados “after” en zona habitacional, donde incluso se han registrado varios homicidios.

“Estamos hartos de lo que está pasando en nuestras colonias, estamos hartos de no poder vivir tranquilos, nos vinieron a robar nuestra calidad de vida todo por estar haciendo negocios, porque todo aquí es negocio. Es lamentable que funcionarios como Ricardo Monreal, que saben que su obligación es cumplir con la ley, sean los primeros que se hacen de la vista gorda”.