Inicio CDMX Necesario, encontrar fórmulas conciliadoras para concretar reformas constitucionales en materia educativa

Necesario, encontrar fórmulas conciliadoras para concretar reformas constitucionales en materia educativa

452
0

Ciudad de México.- El subsecretario de Educación Básica, Gilberto Guevara Niebla, dijo que la propuesta de reforma a los artículos 3°, 31 y 73 constitucionales tiene dos puntos cruciales en los cuales hay posiciones encontradas: el destino del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y los exámenes para ingresar a la docencia, por lo que es necesario encontrar fórmulas que desahoguen el conflicto.

Es necesario, sin duda, realizar un esfuerzo muy especial de comprensión, reflexión y diálogo racional y sensible que permitan, eventualmente, llegar a fórmulas conciliadoras, afirmó ante diputados de las comisiones de Educación y de Puntos Constitucionales.

Durante el segundo día de audiencias públicas para analizar la propuesta del Ejecutivo federal, que plantea modificar los citados artículos, aseveró que “no se trata solamente de una iniciativa que concluye en una reforma educativa, o la reforma educativa, sino que también abre la puerta a una nueva transformación en la educación”.

Se busca lograr la integralidad y equidad de la educación, “dos objetivos que hasta ahora, de manera abierta y desinhibida, se habían dejado de lado” y que constituyen las grandes pautas que den lugar a una nueva y muy importante transformación que dejará atrás los esfuerzos que se han hecho.

Resaltó que la Cámara de Diputados, el Congreso de la Unión y el país enfrentan uno de los temas más cruciales y determinantes para el desarrollo nacional, que es el de la educación.

“Es un debate de una enorme trascendencia y particularmente delicado, porque hay puntos muy críticos en los cuales, con mucha claridad, se han presentado oposiciones definidas”, enfatizó.

Es deseable que en estas audiencias “encontremos expresada la inteligencia, sensatez, cordura y flexibilidad que se necesitan para que el país supere las dificultades que enfrenta en estos momentos”.

La presidenta de la Comisión de Educación, diputada Adela Piña Bernal, dio la bienvenida a especialistas y académicos que presentaron sus propuestas en torno al análisis y discusión de la iniciativa de reforma educativa, durante la segunda audiencia pública, de siete que se realizarán, en parlamento abierto.

Destacó la gran responsabilidad que tienen los diputados en la construcción del dictamen. Aseguró que los legisladores tomarán nota de las propuestas para considerarlas.

La diputada de Morena, Estela Núñez Álvarez, integrante de la Comisión de Educación, afirmó que por primera vez se da la oportunidad de que sean los maestros y especialistas los protagonistas para construir las reformas que la educación del país necesita.

Esto es por lo que habíamos luchado por años, “que no fueran los funcionarios atrás de un escritorio los que hicieran los contenidos y programas educativos, sino que fueran los profesores con su experiencia los que conocen las necesidades y tienen en sus manos la formación de los alumnos. La educación de la niñez y de los jóvenes es la parte más sensible y primordial que tiene el gobierno federal, ya que el desarrollo del país se sustenta en la formación académica.

De Movimiento Ciudadano, el diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo, integrante de la Comisión de Educación, sostuvo que las ideas, investigaciones y experiencias presentadas por los especialistas se reflejarán y enriquecerán el dictamen de la reforma educativa. Celebró que a través de las audiencias públicas se impulse el acercamiento con quienes tienen el conocimiento para debatir y definir lo que debe hacerse.

“Este es un buen momento para iniciar una fase de hacer política de manera diferente y realizar el trabajo parlamentario en un modelo de apertura, donde las organizaciones de la sociedad civil, instituciones, investigadores y quien esté interesado planteen sus propuestas”, afirmó. Destacó que los legisladores escucharán todas las proposiciones y serán receptivos y sensibles a sus demandas y opiniones.

Del PT, el diputado José Luis Montalvo Luna, integrante de la Comisión de Educación, apuntó que la discusión de la reforma educativa debe hacerse de cara a la sociedad con la mayor transparencia y apertura. “Nunca más realizada e impulsada desde el escritorio y sin el aval de los maestros y especialistas. Las propuestas y opiniones que se reciban en estas audiencias contribuirán a fortalecer y enriquecer la reforma constitucional en materia educativa”.

Garantizó que los legisladores escucharán y procesarán las diferentes posturas, a fin de traducirlas, en el mediano y largo plazos, en beneficio de las niñas, niños y adolescentes. “Tengan la certeza que se tomarán los elementos que abonen a una mejor reforma y no vamos a regatear nada, ni a alumnos ni a profesores”. Acentúo el hecho de que se realicen las audiencias públicas para escuchar las preocupaciones, propuestas e inquietudes a fin de rediseñar el marco jurídico que garantice una preparación de excelencia.

La diputada María Teresa López Pérez (Morena) señaló que la educación es el renglón más importante que se tiene que cuidar y fomentar en nuestro país. “Se atenderá la educación en la práctica rural, urbana y todos los sectores en donde se tiene el derecho a ella”.

“Tenemos la tarea de rescatar, reconstruir y hacer de la educación la herramienta más poderosa para volver a tener nuestra patria dignamente”, agregó.

Enseguida, Elsie Rockwell, investigadora del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav) pidió abrogar la reforma del artículo 3° del 2013 para contrarrestar y resarcir sus consecuencias. “Usó la evaluación como punta de lanza, denostó al magisterio y causó el cierre masivo de escuelas. Además, no demostró resultados cualitativos y sólo condujo hacia una grave polarización”.

Recomendó hacer una evaluación rigurosa del INEE para saber si realmente ha cumplido con su mandato constitucional de mejorar la enseñanza. “El Estado tiene que garantizar el acceso a la escuela a cualquier persona; es un derecho explícito en la Constitución y en los tratados internacionales de los que México forma parte”.

Antonia Candela, investigadora del Cinvestav, aplaudió la iniciativa para discutir la reforma educativa y el debate que se ha realizado en los últimos años, y precisó la necesidad de que el Estado garantice la impartición de la educación pública.

El investigador de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), Manuel Quiles Cruz, adujo que los resultados obtenidos en pruebas internacionales de aprendizaje han ido a la baja en los últimos años; por ello, se requiere migrar hacia un modelo donde el aprendizaje puntual sea el eje de trabajo en los grupos escolares.

Consideró que se ha difundido la idea de que los docentes son los únicos encargados de la educación de los alumnos, pero la inclusión es que todos tengan espacio en las escuelas, pero como una garantía de Estado, no de las academias o de los maestros. “Un sistema de formación incluyente brinda las herramientas para la vida a sus estudiantes, sobre todo a los que tienen alguna discapacidad”.

Miguel Ángel Vertiz Galván, investigador de Política Educativa, Procesos Institucionales y Gestión de la UPN, comentó que los conceptos de equidad, excelencia, gratuidad, nacionalismo, calidad y autonomía universitaria en el modelo educativo pueden terminar en letra muerta, si no se acompañan de factores que den contenido y dirección a la acción gubernamental.

Por ello, propuso una sucesiva y sostenida mejoría en la enseñanza, medida por sus resultados en todas las modalidades educativas además de la formación de profesores en cada nivel y su actualización. Asimismo, el Estado deberá fortalecer las instituciones de educación superior que impartan licenciaturas para docentes y normales, en las cuales se fomente la investigación en la enseñanza.

También el investigador de la UPN, Sergio Gómez Navas Martínez dijo que la propuesta de reforma es interesante, viable y estimable que puede llevar al gobierno del Presidente (López Obrador) ante las calificadoras internacionales a niveles récord de aceptación como lo está requiriendo su gobierno.

De la misma institución, la investigadora Etelvina Sandoval Flores, propuso revalorar la labor docente, rescatar el trabajo del maestro, mejorar sus condiciones y fortalecer su compromiso y participación en un proyecto educativo.

Ángel Díaz Barriga, investigador emérito del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la UNAM, propuso mejorar el aprendizaje de los alumnos con mecanismos didácticos eficientes en el aula, sin enfatizar la evaluación, lo cual ha sido un error, además de eliminar el lenguaje neoliberal como: calidad y excelencia, que ha provocado la clasificación de estudiantes y maestros con las pruebas que se les aplica, porque no han ofrecido un diagnóstico de los problemas, sino sólo medir resultados.

Planteó la necesidad de que las normales se consideren como instituciones de educación superior y se les dote de una legislación adecuada para privilegiar la formación docente.

Catalina Inclán, del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la UNAM, comentó que a seis años de haber aprobado una modificación a estos articulados hemos evidenciado los efectos de una reforma planteada con una corta visión de las particularidades de nuestro sistema y de su entramado.

Hugo Vicente Aboites Aguilar, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), enfatizó la necesidad de eliminar el término “calidad”, porque generó conflictos, ya que en aras de dicho requisito, cada año fueron rechazados cientos de miles de estudiantes. Se evalúo a más de 100 millones de niñas, niños y adolescentes gastando energía, recursos, tiempo y ánimo psicológico en contestar preguntas que nunca llevaron a conclusiones concretas para mejorar la educación y sólo alentaron la competencia sin beneficio hacia alumnos ni maestros.

Solicitó revalorar la universidad pública autónoma como modelo académico regional y nacional que puede ofrecer una educación abierta vinculada a superar las necesidades de cada zona, con igualdad y equidad.

El docente investigador de El Colegio de México, Manuel Gil Antón, consideró que la reforma educativa de la administración anterior dañó los procesos de enseñanza. “Es necesario dar una nueva forma al conjunto de artículos que, en mala hora, se modificaron, pues el magisterio fue señalado como el único responsable de los problemas formativos y si los docentes no tenían voz, los alumnos ni siquiera fueron vistos”.

Además, manifestó que el INEE pasó a ser el evaluador laboral de los profesores y, si bien no calificaba directamente, sí fijaba los lineamientos. “Se tiene que reordenar la Constitución y establecer los pasos que guiarán al Estado en esta materia, porque la reforma pasada fue estructural, pero en perjuicio del sistema”.

En la audiencia participaron académicos e investigadores de la UNAM, UAM, Universidad Pedagógica Nacional, profesores de secundarias, de universidades estatales, del Colectivo Red de Derechos y Educación, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), así como especialistas de diversas regiones del país.