Inicio Agropecuario América Latina y el Caribe lideran agenda mundial para integrar la biodiversidad...

América Latina y el Caribe lideran agenda mundial para integrar la biodiversidad en los sistemas alimentarios

96
0

La FAO acompañará técnicamente a los países de la Región en la integración de criterios de biodiversidad en los sectores agropecuario, forestal y pesquero.

Ciudad de México.- Con la elaboración de un Plan Regional sobre la integración de la biodiversidad en los sistemas de producción de alimentarios durante el Diálogo Regional de Alto Nivel celebrado en México, América Latina y el Caribe toma el liderazgo mundial para marcar una hoja de ruta que tiene como meta el uso sostenible y eficiente de los recursos naturales, la biodiversidad y los ecosistemas.

La biodiversidad es elemento fundamental para la agricultura, ganadería, la pesca y los bosques y tiene un esencial rol para logra la seguridad alimentaria y nutricional al proveer alimentos sanos y nutritivos.

El Plan, que contará con el acompañamiento técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), busca revertir las tendencias regionales que han acompañado a la expansión de la producción agropecuaria, tales como uso intensivo de insumos, la degradación de suelos, la pérdida de biodiversidad y la deforestación.

La extracción de agua en la región se ha duplicado con una velocidad mayor al promedio mundial; el 14% de la degradación de suelos en el mundo ocurre en América Latina y el Caribe y la tasa de deforestación se estimó en 2.2 millones de hectáreas por año en el período 2010- 2015, reduciendo en un 9% la cubierta por ecosistemas forestales desde 1990; además las actividades agrícolas y ganaderas son responsables de aproximadamente el 70% del cambio de uso del suelo.

“El Plan Regional tiene un enfoque de manejo del paisaje, el control de la contaminación del agua y el suelo, la disminución del uso de insumos agrícolas contaminantes, la conservación y el fomento a la diversificación productiva de variedades locales, la valoración y el uso del conocimiento tradicional ligado a las prácticas productivas y a los esquemas productivos alternativos que favorezcan la producción sostenible de alimentos diversos y nutritivos”, expuso Hivy Ortiz Chour, Oficial Regional Forestal de la FAO para América Latina y el Caribe.

El Plan contempla líneas de acción en aspectos como la forma en que se producen y consumen los alimentos, la innovación de políticas públicas para hacer frente a los desafíos en materia de biodiversidad, la identificación e implementación de buenas prácticas, gobernanza intersectorial y gestión participativa de la sociedad, marcos jurídicos y recursos financieros que apoyen las acciones para integrar la biodiversidad en los programas y políticas nacionales, así como la alineación y colaboración de agencias internacionales.

Mirna Cunnigham, vicepresidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC), recalcó el papel fundamental de los pueblos originarios para conservar la biodiversidad, ya que 25% de los bosques y gran parte de tierras y territorios megadiversos de la región están localizados en zonas indígenas

“Los 826 pueblos originarios de América Latina y el Caribe poseen 80 millones de kilómetros cuadrados de territorio en los que están integrando la biodiversidad. En estos sitios estamos uniendo criterios ambientales, sociales, espirituales con conceptos de respeto, de manera multidimensional, más allá de las fronteras”, expuso.

Durante el Diálogo los participantes de Bahamas, Bolivia, Chile, Cuba, Ecuador, Honduras, México, Nicaragua, Surinam, Perú y Paraguay, abordaron temas relacionados con la mejora de los sistemas productivos ante los nuevos desafíos asociados al cambio climático, la urbanización, el aumento poblacional, la migración, la pérdida y desperdicios de alimentos; además valoraron los temas asociados a la conservación de semillas, el conocimiento tradicional, las buenas prácticas, el mercado nacional y global, factores que condicionan y afectan la conservación de la biodiversidad y los sistemas productivos.

Se abordaron también temas asociados a la decisión e interés político para abordar el tema y la inclusión de componentes de biodiversidad como parte de la estrategia de los Ministerios que promueven la producción de alimentos, recalcando que no es responsabilidad única de los ministerios de ambiente o de las secretarias de biodiversidad para lograr los objetivos de conservación.